Alessa Café

Restaurantes, Cafés Satélite
4 de 5 estrellas
 (Foto: Roberto Beltrán)
1/16
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
2/16
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
3/16
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
4/16
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
5/16
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
6/16
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
7/16
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
8/16
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
9/16
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
10/16
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
11/16
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
12/16
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
13/16
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
14/16
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
15/16
Foto: Roberto Beltrán
 (Foto: Roberto Beltrán)
16/16
Foto: Roberto Beltrán

La más grande ventaja de esta cafetería es que integra todo en uno y en lugar de que ajustes tu antojo a lo que hay en el menú, Alessa va varios pasos adelante y tiene todo lo que se te pueda ofrecer durante el día.

Cualquiera se acomoda en su iluminada terraza durante la mañana y la tarde, donde hay plantas colgantes, flores y manteles blancos. En la parte interior el suspiro es un poco más retro y rústico; toda la experiencia de Alessa te induce en una especie de sopor relajante porque te sientes en una casa de campo de la campiña europea.

El expreso es un exquisito levantamuertos, lo puedes aligerar en latte o capuchino. Si despertaste con mucha hambre o quieres desayunar con un grupo de amigos, Alessa te espera con un buffet de $160: hay jugos verde, naranja y toronja naturales, fruta, huevos al gusto y guisados como bistec en salsa de pasilla o chicharrón. Si prefieres pedir a la carta ve directo por los huevos penélope, estrellados sobre una tortilla con salsa roja, queso de cabra y jamón troceado; o bien, el omelette a los tres quesos con jamón, un platillo muy reconfortante y llenador. La dieta no queda en el olvido, hay omelette de claras con verduras salteadas. Para tomar pedí el chocolate con crema irlandesa y tenía la consistencia ideal, ligeramente empalagoso pero al final del desayuno embonó mejor.

El menú de comida italomexicano es más sofisticado que el desayuno pero conserva el toque casero. De las entradas me sorprendió el queso provolone alessa, lo sirven con cuatro tiras de pimiento verde y unas anchoas, rodeado de jitomate con aceite de oliva, una entrada saladita perfecta para el centro de mesa y para alborotar el hambre. La ensalada con aderezo de gorgonzola queso azul italiano— lleva palmitos, jamón serrano y filamentos de queso mozzarella, no la querrás compartir.

Harás tus tardes —lluviosas o no— amenas con una botella de vino, una pizza de portobello con salsa cremosa o una pasta carbonara. Todos los viernes son de blues en vivo, con invitados especiales como Sylvie Henry (Haití); Alessa se convertirá rápidamente en tu aliada al norte de la CDMX.

Por Bernardo Robredo

Publicado

Nombre del lugar Alessa Café
Contacto
Dirección Circuito Economistas 109
Satélite
Ciudad de México
53100
Horas de apertura Lun-mié 8:30am-10pm, jue-sáb 8:30-12am, dom 8:30am-7pm
Precio Consumo promedio por persona $300
Static map showing venue location
LiveReviews|0
1 person listening