Cachava

Restaurantes Zona Metropolitana
Recomendado
4 de 5 estrellas
Cachava
Foto: Cortesía Cachava

Time Out dice

4 de 5 estrellas

Conoce Cachava, cocina de leña y brasa y raw bar en Bosques de las Lomas

Cachava fue una yegua (awww) de origen americano pero criada en México, que vivió en los sesentas. Su trascendencia fue tal, que en honor a ella nace este restaurante, cuyo diseño está inspirado en la cultura nativo americana, pues esa región gringa fue el origen de la yegua mencionada.

El restaurante, ubicado en Bosques de las Lomas, es la definición de elegancia. Tiene una terraza, por si quieres disfrutar del aire libre; una barra para que te tomes ahí tu copa de vino mientras esperas al resto de tus invitados; salones grandes y espaciosos para que hagas horas de sobremesa, y en el segundo piso, un par de áreas aún más privadas por si tienes una reunión de negocios o quieres un momento más privado. 

El concepto de este restaurante es, digamos, conciliador. Para los carnívoros, tienen cocina de brasa y leña; cortes de carne espectaculares y métodos de cocción bien ejecutados pero que le dejan el protagonismo a la pieza. Y para los que no le entran a la carne, tienen un raw bar con pescados y mariscos del Mar de Cortés, Oaxaca y Nayarit.

Además, la cocina de Cachava invita a compartir: pedir todo al centro y que el tema de conversación sea ese, la comida. Para empezar prueba las tostadas de atún azul y callo de garra de león —si no lo conoces, es muy parecido al callo de hacha— y el abulón rasurado que viene desde Ensenada hasta tu mesa; lo acompañan con una salsita de chipotle.

Para cuando tienes ganas de algo goloso, no te pierdas el queso asadero con chicharrón de rib eye y salsa de chile morita. Pero si prefieres los vegetales, la opción es la igual de deliciosa coliflor tatemada a la leña con puré de berenjena; el sabor ligeramente ahumado y la consistencia crujiente, te van a provocar adicción.

Para los platos fuertes hay opciones del mar; prueba la pesca del día con alcachofas o el huachinango con salsa de aceite de oliva y limón. Pero si le quieres entrar a la carne, el imprescindible es el picaña steak; grueso, con la cantidad justa de grasa y, sin fallas, en el término de cocción que más te guste.

De postre, y para continuar con el mood de leña y brasa, prueba el cheesecake de frambuesa y zarzamora asada. Para algo más familiar, por definirlo así, el pastel tibio de elote con salsa de rompope y helado de Glorias (sí, el dulce de leche norteño).

La carta de vinos merece una mención aparte. En Cachava tienen una cava de casi 100 etiquetas de fermentados de todo el mundo, sobre todo españoles, franceses, y una sorprendente y muy atinada selección de vinos gringos y mexicanos; nuestra recomendación, no te pierdas los de Encinillas, una vinícola de Chihuahua.

En cuanto a la coctelería, no se quedan atrás. Aquí se defienden con los clásicos —perfectamente ejecutados— y con las creaciones de la casa. Prueba el Zafiro Inca, que preparan con pisco, licor de frutas al cognac y guanábana; y nuestro favorito, el Begala, con mezcal, frutos tropicales, limón verde, miel de agave y bitter aromático.

Cachava es un gran lugar para una celebración con los amigos, una comida de negocios (si eres el anfitrión, te vas a sentir el muy muy) o para invitarle a alguien en una ocasión especial. La cocina no tiene falla y, lo más importante, sí o sí encuentras algo para ti. No te lo pierdas, te lo mereces.

Te recomendamos: Carolo Plaza Carso

Por Andrea Vázquez

Publicado

Detalles

Dirección Paseo de los Tamarindos 90
Bosques de las Lomas
Ciudad de México
05110
Precio Consumo promedio por persona $600
Contacto
Horas de apertura Lun-sáb 1-11, dom 1-6pm
También te puede gustar