Carmela y Sal

Restaurantes, Mexicana Lomas de Chapultepec
Recomendado
4 de 5 estrellas
 (Foto: Alejandra Carbajal)
1/11
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
2/11
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
3/11
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
4/11
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
5/11
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
6/11
Foto: Alejandra Carbajal
7/11
 (Foto: Alejandra Carbajal)
8/11
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
9/11
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
10/11
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
11/11
Foto: Alejandra Carbajal

Time Out dice

4 de 5 estrellas

Te van a contar una historia, la travesía entre sabores e ingredientes de una chef que soñó con mostrarle al mundo el valor de la gastronomía mexicana. Gaby Ruiz, originaria de Tabasco y dueña de Gourmet MX en Villahermosa, abrió su primer restaurante en la Ciudad de México bajo el concepto de cocina imaginativa inspirándose en sus diversos viajes alrededor del globo.

El comensal dirige la batuta en este “concierto comestible”, empezando por el preludio, una breve introducción. Las tostadas de queso de hebra con salsa macha llevan un toque de vinagreta de maracuyá, equilibrio justo del dulce y salado para acabarlo en un solo bocado. No hay mejor dúo dinámico que las jícamas con pesto, platillo que merece su reconocimiento al enriquecer las uvas verdes con pistache y albahaca.

La tierra de luna, del interludio, es tan mágica como su nombre: cinco paquetitos de plátano macho cuya regordeta apariencia se debe a la cantidad exacta de frijol en el interior. Los emplatan sobre una cama de crema de rancho y en una vajilla que simula el cuerpo celeste.

El clímax se asoma como punto de mayor intensidad con opciones de tierra y mar. Los canelones se rellenan de una jugosa cochinita pibil con cebolla encurtida, una armonía de adobo cremosidad gracias al queso y la carne. Segundo turno: pescado fresco envuelto en hoja santa como dicta la preparación del mone con una enriquecedora salsa de pipián verde, la entremezcla de Oaxaca y Tabasco en perfecta ejecución.

Este concierto merece concluirse al son del azúcar, y de entre las cuatro opciones de postre que ofrecen, el atrevido es el mostachón tropical. Merengue crujiente como base abrazado por crema dulce de queso y muy bien equipado con trozos de piña y maracuyá.

La historia llegó a su fin, pero es tu trabajo cambiar la narración en cada visita para descubrir y degustar cada recorrido que inspiró a Carmela y Sal.

Por Regina Barberena

Publicado

Detalles

Dirección Torre Virreyes
Pedregal 24
Lomas-Virreyes
Ciudad de México
11040
Precio Consumo promedio por persona: $600
Contacto
Horas de apertura Lun-mié 1-11pm, jue-sáb 1-11:30pm, dom 1-7pm.

Los usuarios dicen

LiveReviews|0
1 person listening