CERRADO: Ancestral Coffee Gallery

Restaurantes, Cafés Anzúres
3 de 5 estrellas
5 de 5 estrellas
(2Críticas)
Pozol de Ancestral
Foto: Bernardo Robredo

Time Out dice

3 de 5 estrellas

Pozol, tascalate, aquetzalli, ehécatl y tepache fueron la oferta que me obligó a entrar a Ancestral, un cafecito adjunto a Katapulta, una ludoteca y laboratorio de actividades para niños en Gutenberg, en la Anzures.

El lugar lo montaron rústico en lo que fuera un espacio de jardín, con grava, muchas plantas y mesas, sillas y decoraciones de materiales reciclados. Al fondo se ven imágenes de artículos prehispánicos modelados, como espadas y accesorios, de ahí que son una galería que prometen convertir en todo un catálogo por internet. El proyecto es de Andrea Suárez quien quiere promover las tradiciones mexicanas, desde lo gastronómico hasta los rituales y las vestimentas haciendo un enlace con artesanos, chocolateros y cafetaleros.

El pequeño mostrador está cargado de botanas naturales como galletas de maíz azul, brownies sin gluten, panqués de elote y mazapanes de amaranto con cacahuate, también tlayudas listas para llevar o para pedirlas ahí mismo con tasajo. Hay comida más elaborada, desde tamalitos y molotes de plátano hasta dobladitas de huitlacoche. Si quieres un café frutal y más relajado tienen La Chulada, de Chiapas, mientras que su opción más robusta es Lulá de Oaxaca; cualquiera lo pides en expreso, capuchino o con cacao. Hablando de eso, hay chocolate con 50 o 70% de cacao.

Mi alegría fue haber encontrado pozol, una preparación maya deliciosa de cacao, maíz y canela, típica de Chiapas y disponible en contados lugares de la CDMX. Además de ser nutritivo, antioxidante e hidratante, con agua fría y hielo sustituye por mucho cualquier bebida helada que se te pueda antojar por la tarde. Lo mismo el tascalate, una especie de pozol adicionado con achiote, de sabor un poco más especiado pero igual de refrescante. El aquetzalli lleva avena y amaranto; el ehécatl romero, jengibre y canela; y el tepache lo hacen en casa, una bebida fermentada de la piña con propiedades digestivas increíbles, para tomar después de una comida abundante y olvidarte de los problemas digestivos, si te bebes varios podrías olvidar hasta tus problemas personales.

El espacio de Ancestral es reducido, pero se siente privado si quieres pasar la tarde con alguien, trabajar o leer un libro; es un café de ambiente totalmente casero con alternativas concluyentes ante las cadenas cafeteras de las cercanías de Polanco.

Por Bernardo Robredo

Publicado

Detalles

Dirección Gutenberg
Anzures
Ciudad de México
01590
Esquina con Kepler
Precio Consumo promedio por persona $50
Horas de apertura Lun-sáb 10am-7pm

Los usuarios dicen (2)

5 de 5 estrellas

Average User Rating

5 / 5

Rating Breakdown

  • 5 star:2
  • 4 star:0
  • 3 star:0
  • 2 star:0
  • 1 star:0
LiveReviews|2
2 people listening
1 of 1 found helpful

Es delicioso, y es el lugar en donde uno de mis hijos se comió 6 tamales! es una delicia y además tomaron el ehécatl, que les encantó.  Debemos acostumbrar a nuestros niños a comer sano y este es el lugar. Además de que Mayra te puede hacer tu tona de acuerdo al día que naciste, Anahí te puede alegrar el alma contándote lo lindo que baila y Andréa te atenderá como si fueras de su familia. Lindo lugar! por cierto no se pierdan las galletas de maíz y piloncillo.


Es un lugar creado por mujeres que aman a su país y su gente, y quieren compartir su pasión contigo, conmigo, con todos. Es un lugar para (re)descobrir. Es un lugar para echar raízes. Es un lugar para querer. Es un lugar para ser.