Chilakit
Foto: Cortesía Chilakit

Chilakit, chilaquiles a domicilio en la CDMX

Una nueva forma de comer chilaquiles en casa. Te contamos de la propuesta de Chilakit.

Andrea Vázquez
Escrito por
Andrea Vázquez
Publicidad

Con buena sazón, ingredientes de excelente calidad, porciones adecuadas y todo sellado al vacío, Chilakit -la nueva propuesta de chilaquiles a domicilio- te lleva este imprescindible platillo a cualquier lugar de la CDMX.

Las creadoras, una familia: Adriana y Guadalupe Jasso -chefs y propietarias del restaurante de cocina mexicana Marietta además de María, la mercadóloga de la familia.

Su idea nace en 2019 y se materializa el mismo año, en medio de la pandemia, por la necesidad de reinventarse y poder seguir vendiendo pese a la adversidad. Buscaban un producto que pudiera llegar a cualquier lugar de la ciudad y disfrutarse como si estuviera recién hecho. Y decidieron aventarse ese reto preparando nuestros queridísimos chilaquiles.

Para que sí llegaran como recién hechos, se les ocurrió empacarlos al vacío -una técnica que consiste en retirar el aire y otros gases contenidos en un empaque-, porque, sólo así, cada uno de los ingredientes permanecería con su sabor y frescura original, incluso por varios días.

Puedes pedir paquetes para dos, cuatro y hasta seis personas personas. Lo que te llega: totopos (crujientes en el punto correcto), salsa (verde y/o roja), su proteína -puedes escoger entre pollo o chorizo-, crema, queso, cebollitas, además de un pequeño instructivo para que no se te pase ningún detallito y disfrutes tus chilaquiles como se debe. Todo va empacado en una bolsa de cartón encerado, bien sellado, para que no tengas que preocuparte por ningún olorcito.

Todo está sabroso: la tortilla es muy crujiente, suave y pequeña (¿no odias cuando tus chilaquiles te lastiman los dientes o el paladar? con estos totopos, eso no pasará); las salsas se sienten picositas, pero sólo lo necesario. Nuestra favorita fue la verde, a nuestro parecer, su sabor es superior; la crema, el queso y la cebollita nos parecieron toppings muy ricos y frescos.

Para la proteína, no te pierdas el chorizo, que viene de Río Verde, San Luis Potosí, y se hace de manera artesanal, incorporando una mezcla de chiles secos con carne magra de cerdo.

El proceso de elaboración es de aproximadamente tres días, para que los ingredientes y sabores tengan la mejor calidad. Ah, si te lo preguntabas, no, no usan conservadores, pero su proceso de envasado permite que puedas conservarlos un par de días sin ningún problema. Así que, si los compraste, pero no pudiste comerlos el mismo día, ten por seguro que van a estar igual de magníficos.

Pide por @chilakit.mx_ o JOKR

Alexis Gutiérrez

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad