Clement's Tortas Ahogadas

Restaurantes, Mexicana
Recomendado
4 de 5 estrellas
 (Foto: Bernardo Robredo)
1/5
Foto: Bernardo Robredo
 (Foto: Bernardo Robredo)
2/5
Foto: Bernardo Robredo
 (Foto: Bernardo Robredo)
3/5
Foto: Bernardo Robredo
 (Foto: Bernardo Robredo)
4/5
Foto: Bernardo Robredo
 (Foto: Bernardo Robredo)
5/5
Foto: Bernardo Robredo

Time Out dice

4 de 5 estrellas

Hablar de tortas ahogadas en Guadalajara es como tocar un tema político o religioso; la verdad absoluta la posee cada uno en el interior de su corazón. Mientras tanto, los foráneos nos rompemos la cabeza por comerlas y poseemos una sola ventaja frente a los tapatíos: la sorpresa. Las tortas ahogadas en la CDMX por más “pan traído de Guadalajara” y “caldillo tradicional” que presuman, jamás se asemejarán a una torta ahogada comida en La Perla Tapatía.

El tema de Clement’s conmigo es que además de ser exquisitas y famosas por ello, tienen un trasfondo nostálgico; de niño, mi papá y mi abuela me traían cuando imploraba enrojecer mis labios y embarrar mis manos de caldillo de jitomate –algo que sucedía muy a menudo. Hasta la fecha, no hay visita que haga a mi ciudad natal que no implique una parada con Clement’s y es un honor compartir este gusto contigo e invitarte a probarlas. Siempre que vengo suelto una lágrima por los recuerdos y por la cucharada de más de la suculenta salsa de chile árbol, y es que el sabor –contrario a la opinión de algunos– sigue siendo el mismo de siempre.

La columna vertebral de la torta ahogada son el birote y las carnitas; la calidad se nota cuando aún no terminas tu porción y el pan sigue íntegro y las carnitas repletas de sabor. La sangre sería el caldillo; es la densidad, la medida de orégano y otras especias (que desconozco) las que determinan el tipo sanguíneo y le darían al platillo su diferencia anatómica, que en este caso resulta en una torta ahogada sabrosamente ideal, que es mejor comerse dos o tres de una sentada so pena de morirte con las ganas. Dale estilo a tu torta con cebolla desflemada al gusto, repollo, unas gotas de limón, un poco de sal y por supuesto: salsa de chile de árbol con el toque ácido y tan picante como tú quieras. A la antigua usanza, se pedían las tortas como completa o media ahogada, refiriéndose a la cantidad de chile, pero hoy en día es más común que cada quien se mate solo.

Ojo: cierran a las 4pm y no es broma, las carnitas y las salsas se terminan.

Si te queda un huequito en el estómago pide un par de tacos dorados de carnitas y trátalos justo como lo harías con tu torta. De postre, una jericaya por favor.

Detalles

Dirección Aurora 145
Chapalita
Guadalajara, Jal
45040
Precio Consumo promedio por persona $150
Contacto
Horas de apertura Lun-dom 8:30am-4pm
También te puede gustar
    Best selling Time Out Offers