Enomoto Coffee

  • Restaurantes
  • Cuauhtémoc
  • precio 2 de 4
  • 4 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
  1. tamago sandwich de enomoto
    Foto: Alejandra Carbajal
  2. sándwiches sando japoneses de huevo
    Foto: Alejandra Carbajal
  3. cafetería
    Foto: Alejandra Carbajal
  4. sándwich de huevo partido a la mitad
    Foto: Alejandra Carbajal
  5. sando tonkatsu
    Foto: Alejandra Carbajal
  6. café con baristas
    Foto: Alejandra Carbajal
  7. enomoto sirviendo café
    Foto: Alejandra Carbajal
  8. sandwiches japoneses sando de huevo y cerdo
    Foto: Alejandra Carbajal
  9. snadwiches sando japoneses
    Foto: Alejandra Carbajal
Publicidad

Time Out dice

4 de 5 estrellas

Sándwiches japoneses y minimalistas para acompañar con un matcha latte. Conoce este concepto traído por Edo Kobayashi.

Es probable que si te asomas y ves las repisas llenas de botellas de vino, dudes que sirvan comida. Pero entra un poco más, hacia la barra de mármol, para descubrir las grandes máquinas de café, mientras que el aroma y el menú desplegado en gis te dan informes: aquí se piden sandos y lattes para llevar. Enomoto Coffee, en la Cuauhtémoc, es un concepto que de día resulta cómodo para desayunar, brunchear, lunchear o comer, mientras que de noche se convierte en Le Tachinomi Desu, un mini bar para degustar vino natural, whisky japonés y sake.

La carta de bebidas es una corta y muy bien preparada selección de opciones frías y calientes, cuyo enomoto matcha es de los más puristas en la zona (fuertes sabores y aromas); mientras el enomoto latte te atrapa con un brebaje sabor a ajonjolí.

El sando —o mejor conocido como sándwich japonés— es emblema de Enomoto, una referencia a la cocina casual de Japón: se trata de un sandwichito minimalista, muy cuadrado y relleno de opciones para todos los gustos. Tonkatsu es el más característico, lleva lomo de cerdo empanizado y salsa tonkatsu que torna la pieza en un agradable bocado agridulce.

Otro sando común tanto en Japón como en este agradable rincón cafetero, es el tamago sando. Éste lleva huevo y mayonesa japonesa; en conjunto es suave y esonjoso, y aunque te remita a los sándwiches con huevo que comías en kínder, sabe mucho más formal.

El sando veggie es un colorido mix de lechugas, pimientos, aguacate, jitomate y ensalada de zanahoria con nuez y pasas, combinación ganadora de gran tamaño y apta para vegetarianos y no-vegetarianos. Es como una mini hortaliza entre dos panes, totalmente fresco y de múltiples texturas.

Quienes prefieran recoger pedidos y llevárselos a casa, encontrarán la comida en impecables cajitas de cartón que no necesitan más que un listón sellador, así es como se refleja la sencillez hasta en empaques.

Enomoto rescata la frase "menos es más" para ayudarnos a reflexionar que en una ciudad como la nuestra caben las tradiciones culinarias del oriente y nos dejan con ganas de más.

Escrito por
Regina Barberena

Detalles

Dirección
Río Pánuco 132
Cuauhtémoc
Ciudad de México
06500
Precio
$200
Horas de apertura
Lun-sáb 8:15am-2:45pm
Publicidad
También te puede gustar