Expendio de Maíz Sin Nombre

  • Restaurantes
  • Roma
  • precio 1 de 4
  • 4 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
  1. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  2. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  3. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  4. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  5. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  6. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  7. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  8. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  9. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  10. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  11. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  12. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  13. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  14. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  15. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  16. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  17. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  18. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  19. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  20. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  21. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  22. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
Publicidad

Time Out dice

4 de 5 estrellas

De los creadores de la taquería clásica que rompió los esquemas de los tacos en la Roma, El Parnita, y su hermano nocturno Páramo, surgió este proyecto que expande las posibilidades del uso del maíz y las recetas tradicionales que lo rodean.

No tiene nombre y no lo necesita, es un espacio único que se vale del poder que tiene la comida rural mexicana, y para apoyar la experiencia, se inspiró en las cocinas de los pueblos con la visión interiorista de Ludwig Godefroy (M.N Roy); con piedra volcánica y acabados rústicos, además de barro, comales, guacales con insumos frescos y cazuelas a plena vista. Hay bancas y pequeñas mesas redondas donde se come sin reglas.

El maíz, que proviene de distintas regiones de México, se nixtamaliza y se muele, se prepara la masa y se hacen tlacoyos, sopes y tortillas en el comal —las mismas que se sirven en El Parnita y en Páramo, de los molcajetes nacen toda suerte de salsas, hasta unas cuatro. Según la temporada es lo que se come; los desayunos alegran las profundidades del alma, hay huevos revueltos al estilo de cada rincón del país, por la tarde quesadillas y guisados suculentos que resultan de la experimentación de los encargados de los fogones.

Para pasar el taco hay tejuino, atole y café de olla, una tríada poderosa, que sumada al mezcal, no te dejan más opción que aceptar que Expendio de Maíz Sin Nombre no es otra jugarreta cualquiera de cocina de origen en la Roma.

Escrito por
Bernardo Robredo

Detalles

Dirección
Yucatán 84
Roma
Ciudad de México
06700
Contacto
55 2498 9964
Transporte
Metrobús Sonora
Precio
Consumo promedio por persona $150
Horas de apertura
Mar-sáb 9:30am-6pm
Publicidad
También te puede gustar