Frites Artois de Stella Artois
Frites Artois de Stella Artois Frites Artois de Stella Artois

Frituras y chelas belgas más musical de Broadway: plan ganador

Te armamos un plan con el nuevo restaurante de Stella Artois en San Pedro, Nuevo León, y el Rey León de Broadway

Mauricio Nava
Publicidad

Frites Artois, de Stella Artois, es el tercer restaurante belga de su tipo en el mundo y el primero en México, Nuevo León, además el plan se acompaña perfecto con el musical de Broadway "El Rey León", te contamos de qué va la experiencia. 

Esta propuesta gastronómica respaldada por Stella Artois está inspirada en la riqueza de la cultura belga, desde el inicio su menú de frituras y cerveza —que traen directo de allá— te invita a experimentar con los sabores locales. 

Una barra al exterior flanqueada por mesas diseñadas para compartir la sobremesa y las lager estilo pilsner y el bar al interior pensado para que le tomes fotos van a tono con el ambiente contempo y déco. El restaurante Frites Artois se encuentra al interior de una plaza, pero eso no le resta personalidad. 

Mira aquí la experiencia de Frites Artois en México

Su carta es sencilla pero cumplidora. Iniciamos con las papas fritas bañadas en mayo de píquin, con su chicharrón de la Ramos, tajín y cilantro que nos gustaron bastante. Otra variedad son las truffle que van servidas con mayonesa de trufa negra hecha en casa y queso parmesano. 

En el apartado de entradas, los mejillones a la créme con receta belga y emulsionados con vino blanco son un acierto. Nos gustó la ensalada de betabel asado que lleva una emulsión de jocoque al píquin y pétalos de kale frito, todo esto invención de Sergio Herman que ya tiene en su haber tres estrellas Michelin.

Stella Artois para Frites Artois
Stella Artois para Frites Artois

Para los platos fuertes nos decantamos por el poulet róti que es un pollo jugoso y calientito marinado treinta minutos en mostaza y romero, palmas para la costilla belgian leffe beef que además de suave tiene un sutil sabor cítrico y el marinado de Abbayae de Leffe. 

Mención especial a los mocktails (así es, no todas las personas beben) que van bien con el menú. Pedimos uno de fresas maceradas e infusión de jamaica llamado hibiscus, pero el pepirindo con syrup de pepino, pulpa de tamarindo y chilito se robó nuestra atención. 

Finalizamos la experiencia con dos postres por demás golosos; no podíamos irnos sin probar el helado de vainilla con chocolate belga y los tradiciones wafles. Ambas porciones bastantes generosas. 

El plan perfecto para esta experiencia: un musical de Broadway 

Una vez satisfechos y, sin parar de reír, compartiendo muchas horas de charla amena (que para eso diseñaron el spot), pasamos directo al teatro que está al interior del Main Entrance. Cuando te dicen que vas a ver un musical original de Broadway las expectativas son altas: si es el Rey León, mucho más.

Divida en seis grandes actos, con la compañía que lo hace posible en New York, la obra es magia pura. El despliegue escénico, la iluminación y, por supuesto, las actuaciones musicales asombran a toda audiencia por igual.

Nos atrapó —sin spoilers— aquella escena donde Mufasa se va al otro lado y cuando se pone en contacto con su pequeño Simba: Vaya, que el nivel de producción es grande en ambas representaciones en el escenario.

Por lo demás, Rafiki, Timba y Timón, semimarionetas, se llevan lo cansado que puede ser estar dos horas en el teatro reviviendo este clásico de la casa de las ideas.

Main EntranceBatallón de San Patricio 1000, San Pedro Garza, N.L. Lun-dom 11am a 1am. 

Recomendado
    También te puede gustar
    También te puede gustar
    Publicidad