lagalletería

Restaurantes, Cafés Roma
3 de 5 estrellas
 (Foto: Alejandra Carbajal)
1/14
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
2/14
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
3/14
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
4/14
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
5/14
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
6/14
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
7/14
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
8/14
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
9/14
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
10/14
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
11/14
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
12/14
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
13/14
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
14/14
Foto: Alejandra Carbajal

Time Out dice

3 de 5 estrellas

Las galletas con sabores arriesgados son la especialidad de este negocio que por fin abrió sus puertas en la Roma

Cuando me dijeron que este local se especializaba en galletas, estaba segura que comería más de 10 en una sentada, pero en cuanto llegué me di cuenta de que estaba equivocada, porque aquí son más grandes, llenadoras e innovadoras que las tradicionales. 

lagalletería se escribe sin espacios y con acento, lo recibimos gustosos en este primer local, pues antes se dedicaban plenamente a repartos a domicilio y a visitar mercaditos itinerantes, concepto creado por Joaquín Fernández y Juan Carlos Malagón. Ahora ya se disfrutan sus delicias redondas y calientitas en la Roma.

Desde el exterior se admiran todas las galletas y especialidades disponibles en el menú. Colocadas en el mostrador, sobre cajitas coloridas que las resaltan como las reinas del lugar que son, invitan a los clientes a pasar y a probar la que más se nos antoje.

Empecé con un whoopie, sándwich con relleno cremosito de cajeta con una oblea. Las galletas que lo sustentaban eran de vainilla con pistache y cardamomo, sabores que dominaban en la mordida, y al llegar al centro se balanceaban con la oblea, resultando en una textura interesante. Como un alter ego de esta opción, probé la whoopie de whiskeymaple, en la que el alcohol y la masa galletera convergen de manera ideal.

Tanta dulzura merecía acompañarse con una bebida, aquí todo el café es de panacea; me fui por la especialidad, el cold brew. Su refrescante sabor me abrió el apetito para poder probar el postre más icónico del lugar: una crujiente tocino chocochips, que tiene la clásica mezcla de sabores dulce y salado. Chocoholics felices con una de triple chocolate, de esas que resbala por el paladar chocolatosamente y que hasta tiene kit kat.

Cada probadita me daba seguridad de que la innovación y el equilibrio con combinaciones arriesgadas son la especialidad de lagallatería. Una visita apapachadora o para consentirte mientras rompes la dieta, no hay falla con estas galletas.

Por Fernanda Vega

Publicado

Detalles

Dirección Coahuila 44A
Roma
Ciudad de México
06700
Precio Consumo promedio por persona $125
Contacto
Horas de apertura Lun-dom 11am-8pm

Los usuarios dicen

0 comments

Nearby Restaurantes