Makan

Restaurantes Roma
Recomendado
4 de 5 estrellas
Makan
1/11
Foto: Alejandra Carbajal
Makan
2/11
Foto: Alejandra Carbajal
Makan
3/11
Foto: Alejandra Carbajal
Makan
4/11
Foto: Alejandra Carbajal
Makan
5/11
Foto: Alejandra Carbajal
Makan
6/11
Foto: Alejandra Carbajal
Makan
7/11
Foto: Alejandra Carbajal
Makan
8/11
Foto: Alejandra Carbajal
Makan
9/11
Foto: Alejandra Carbajal
Makan
10/11
Foto: Alejandra Carbajal
Makan
11/11
Foto: Alejandra Carbajal

Time Out dice

4 de 5 estrellas

¡Aviso amistoso! Trabajamos arduamente para ser precisos, pero estamos en tiempos inusuales. Por favor, antes de salir verifica que los lugares siguen abiertos.

Conoce Makan, la nueva propuesta de la Roma de monchis estilo Singapur

¿Recuerdan cuando se pusieron de moda los speakeasies? Bueno, algo así es Makan, pero sin la exclusividad y el esnobismo de los speakeasies de hace algunos años (ya estamos en 2021, no sean así).

Para entrar tienes que tocar el timbre de una casay, al entrar, te encontrarás con un jardín precioso lleno de plantitas y con una fuente al centro. Makan está al fondo; tiene un par de espacios privados por si quieres reservar para seis u ocho personas y algunas mesas para unas tres personas por si vas en un plan más íntimo.

Resulta que el nombre del restaurante viene de una palabra makan, que se usa en Singapur para preguntar si ya comiste o para invitarte a comer algo. Y eso ya te da un indicio de lo que estás por probar. Resulta que los fundadores de Makan son Maryann, de Singapur, y Mario, un mexicano que vivió un tiempo en el país asiático. Y su propuesta culinaria tiene un poquito de ambos mundos, más tirándole a la cocina de Singapur pero con algunos guiños a la tradición mexa.

Para beber tienen una oferta súper seleccionada y bien hechecita de vinos, casi todos naturales o de baja intervención; hay blanco, rosado, tinto y también naranja. Y el menú de alimentos, que cambia casi todos los días, igual está cuidadosamente seleccionado. De hecho, la carta es breve; eso facilita que cada platillo sea hecho con extremo cuidado.

De entrada, las verduras encurtidas con sambal, ajonjolí y cacahuate son imperdibles. Y otra opción ganadora es la lechuga cocida con puré y chips de ajo; quizá a los mexicanos esta combinación nos parezca rara, pero la verdad es que el resultado es espectacular (¿o qué? ¿no te gustan las lechugas aguaditas del pozole?).

El plato fuerte fue una dicha y una revelación: retomaron la técnica asiática del pato laqueado, que consiste en untar al pato con una salsa agridulce, generalmente hecha a partir de la soya. El pato se deja marinando en la salsa durante una noche, por lo menos; luego se cuelga y, cada cierto tiempo, se va untando de salsa. Entre una aplicación y otra hay que dejarlo secar; así se logra una piel dorada y súper cronchi. Entonces, en Makan laquean el pato y ponen el magret fileteado sobre unos noodles hechos en casa. De-li-cia. Los fideos son más que vehículo para el pato —que es crujiente por fuera, suave por dentro y lleno de sabor—, pues en sí mismos son una joya. 

Cuando fui, el postre era una pavlova de piña y maracuyá. Se sentía fresca; el merengue súper crujiente y los cítricos le daban un toque fresco y ligero. Finalmente, pero no menos importante, el servicio fue, en toda la extensión de la palabra, excelente.

Te recomendamos: ¿Nuestra ciudad será una de las mejores de 2021? ¡Ayúdanos a averiguarlo!

Por Andrea Vázquez

Publicado

Detalles

Dirección Querétaro 11
Roma
Ciudad de México
06700
Esquina con Frontera
Transporte Metro Niños Héroes, Metrobús Sonora
Precio Consumo promedio por persona $600
Contacto
Horas de apertura Mié-lun 1-10pm
También te puede gustar