Milou Café

  • Restaurantes
  • Roma
  • precio 1 de 4
  • 3 de 5 estrellas
  1. Foto: Mattza Tobón
    Foto: Mattza Tobón
  2. v
    v
  3. Foto: Mattza Tobón
    Foto: Mattza Tobón
  4. Foto: Mattza Tobón
    Foto: Mattza Tobón
  5. Foto: Mattza Tobón
    Foto: Mattza Tobón
  6. Foto: Mattza Tobón
    Foto: Mattza Tobón
  7. Foto: Mattza Tobón
    Foto: Mattza Tobón
  8. Foto: Mattza Tobón
    Foto: Mattza Tobón
  9. Foto: Mattza Tobón
    Foto: Mattza Tobón
  10. Foto: Mattza Tobón
    Foto: Mattza Tobón
  11. Foto: Mattza Tobón
    Foto: Mattza Tobón
  12. Foto: Mattza Tobón
    Foto: Mattza Tobón
  13. Foto: Mattza Tobón
    Foto: Mattza Tobón
  14. Foto: Mattza Tobón
    Foto: Mattza Tobón
  15. Foto: Mattza Tobón
    Foto: Mattza Tobón
  16. Foto: Pablo Mata
    Foto: Pablo Mata
  17. Foto: Pablo Mata
    Foto: Pablo Mata
  18. Foto: Pablo Mata
    Foto: Pablo Mata
  19. Foto: Pablo Mata
    Foto: Pablo Mata
  20. Foto: Mattza Tobón
    Foto: Mattza Tobón
Publicidad

Time Out dice

3 de 5 estrellas

Pareciera que siempre ha estado aquí. Su presencia se lleva muy bien con el art déco de la Condesa y sus sillas de ojo de perdiz te transportan de inmediato a los cafés parisinos. Café Milou es una postal viva de París, sobre todo cuando hablamos de panadería y desayunos.

Omite por fin los omnipresentes chilaquiles, esos ya los tenemos en todos lados y nos presenta opciones europeas interesantes. El huevo al vapor llega servido con una rebanada de pan generosa y crujiente, untada con queso de cabra y con jitomate deshidratado de acompañante. Es esponjoso y delicado, la pareja perfecta de un pan escandaloso y gordo.

Sin embargo, el platillo matutino más atractivo es el toast de aguacate: servido en un pan previamente untado con hummus y acompañado de arúgula, cebolla encurtida y una rebanadita de rábano sandía, este polémico platillo millenial es cumplidor con tu cuenta de Instagram, con tu paladar exigente y con tu bolsillo.

Armado con una cava más que decente, Milou ofrece platillos franceses poco explorados en la ciudad: Berenjena con bacalao, jamón de pato, cachetes de res y selección de quesos. Además, el amor de los franceses hacia su consentido cerdo queda más que manifiesto en la charcutería, su quiche de tocino y los rillettes.

El broche de oro llega con el café y el pain au chocolat, un chocolatín que también podría llamarse “mantequillín” de tan delicioso que está. Milou aún sigue en busca de comensales perdidos, encuéntralos.

Escrito por
Pablo Mata

Detalles

Dirección
Veracruz 38
Condesa
México, DF
Contacto
7098 1422
Precio
Consumo promedio por persona $100
Horas de apertura
Lun-sáb 8am-11pm, dom 10am-6pm
Publicidad
También te puede gustar