Picabira

Restaurantes, Española Condesa
3 de 5 estrellas
 (Foto: Mattza Tobón)
1/12
Foto: Mattza Tobón
 (Foto: Mattza Tobón)
2/12
Foto: Mattza Tobón
 (Foto: Mattza Tobón)
3/12
Foto: Mattza Tobón
 (Foto: Mattza Tobón)
4/12
Foto: Mattza Tobón
 (Foto: Mattza Tobón)
5/12
Foto: Mattza Tobón
 (Foto: Mattza Tobón)
6/12
Foto: Mattza Tobón
 (Foto: Mattza Tobón)
7/12
Foto: Mattza Tobón
 (Foto: Mattza Tobón)
8/12
Foto: Mattza Tobón
 (Foto: Mattza Tobón)
9/12
Foto: Mattza Tobón
 (Foto: Mattza Tobón)
10/12
Foto: Mattza Tobón
 (Foto: Mattza Tobón)
11/12
Foto: Mattza Tobón
 (Foto: Mattza Tobón)
12/12
Foto: Mattza Tobón

Time Out dice

3 de 5 estrellas

¡Aviso amistoso! Trabajamos arduamente para ser precisos, pero estamos en tiempos inusuales. Por favor, antes de salir verifica que los lugares siguen abiertos.

Es un lugar pequeño con paredes de ladrillo, piedra y techo de madera con reflejos caoba gracias a las luces cálidas y atenuadas, tiene toda la pinta de ser una cava subterránea de vinos (concepto neo elegantes), hay una terraza iluminada en el exterior. Cuando entras, la música jazz te pone en tono relajado; de inmediato tomé nota mental para recomendar este spot cuando alguien me pregunte por “algo rápido, rico y cómodo –casual– para llevar a mis papas o suegros”. Que comiencen los juegos de las recomendaciones de boca en boca, y de pincho en pincho.

Es cocina española para que adoptes la modalidad de las tapas a todo lo que da, no sin antes tener en mano una copa de tinto fresco de verano, o un clericot para la gente más frutal. Si quieres empezar con una ensalada te recomiendo la burrata con sofrito y pan campesino; el queso es suavecito, cremoso y con una embarrada de aceite de oliva lo mandas directo al pan. Para los entrantes, la mejor opción es el pulpo a la gallega, una colorida mezcla de pulpo tierno con trozos de papas, todo sofrito con abundante aceite de oliva, ajo y paprika.

Pasando a los pintxos, hay dos imperdibles: el montadito de chorizo, el pan rústico es de excelente calidad y les ponen manchego y romesco (salsa catalana). Y el de lechón confitado, cuyo secreto es el queso brie; lo sirven con un sofrito de jitomate y arúgula, un toque herbal que combina perfecto. Si te quedas con ganas de un extra, pide el de manchego con miel. En los platos fuertes hay una medalla de oro, el lechón rostizado con alubias caldosas, un poderoso platillo de 220 gramos que no miente cuando se anuncia como la especialidad de la casa.

No podría decir que Picabira es un lugar barato, pero está en la medida perfecta que te deja pagar tranquilamente la cuenta con una barriga llena y un corazón contento, lo último porque se debe agradecer que aún existen lugares en donde el servicio te hace sentir un cliente especial.

Por Bruno Eflamm

Publicado

Detalles

Dirección Mazatlán 138
Condesa
México, DF
06140
Transporte Metro Juanacatlán
Precio Consumo promedio por persona $500
Contacto
Horas de apertura Mar-mié 1-10pm, jue-sáb 1pm-12am, dom 1-6pm
También te puede gustar
    Noticias más recientes