¡Ojo! Trabajamos arduamente para ser precisos, pero estamos en tiempos inusuales. Por favor, siempre verifica antes de salir.

Piedra Braza Orígenes 1/2
Foto: Cortesía Piedra Braza Orígenes
Piedra Braza Orígenes 2/2
Foto: Cortesía Piedra Braza Orígenes

Piedra Braza Orígenes

Pásale y conoce este asador en medio del bosque, donde la comida es local y sabe a libertad.

Por Andrea Vázquez
Advertising

A 30 minutos de la CDMX, en Ocoyoacac, en medio de un bosque y luego de unos minutos de camino por terracería, hay un oasis que te hará olvidar el caos citadino. El paisaje lleno de árboles que te hará recordar un cuadro de Velasco y el penetrante aroma a humo y carbón serán el preámbulo que anunciará la experiencia que estás por vivir: asador, productos locales y aire libre.

En Piedra Braza Orígenes el concepto es cocina de campo y fuego. Tienen un asador, un horno de leña, una parrilla y un horno pib. Ahí preparan todo al momento, con productos locales y de temporada. Y es justo para respetar la temporalidad que no tienen un menú; cada fin de semana se sirve a la mesa una comilona distinta, llena de delicias preparadas en las cocinas, asadores y hornos.

 

La inspiración son los asados argentinos y, en concreto, los quinchos, un tipo de cobertizo que cumple la exclusiva y noble función de servir de guarida para las comidas al aire libre. Así, y entre carne, pastas, verduras y vino, podrás estar sentado comiendo por horas, al mero estilo argentino.

Por supuesto, también hay opciones vegetarianas para quienes no comen carne. Si hace sed, puedes echarte algún coctelito o, mejor, algún vino, cuidadosamente seleccionado por paladares expertos. Por cierto, cuando vayas, pide que te lleven a conocer la cava, un salón subterráneo que hará morir de envidia a cualquier speakeasy de la CDMX. Ahí, además de hacer catas y eventos privados, verás las botellas de vino que tienen para acompañar tu comida, etiquetas italianas y mexicanas, principalmente.

Imagínate: sentado en una mesa de madera con tu copa de vino, cuando cae el atardecer, al lado de la fogata, rodeado de árboles que continúan hasta donde la mirada alcanza luego de una comilona de verduras locales parrilladas, carnes asadas, pastas frescas, empanadas, pizzas al horno de leña y un desfile de postres llenos de dulce de leche, cremas inglesas, frutos frescos y mucho amor.

Así se pasan las tardes en Piedra Braza, llenas de comida, bosque, vino y libertad. Si quieres ir, recuerda reservar con 24 horas de anticipación, en ese momento te darán la dirección; no puedes ir sin reservación.

Reserva por DM o por Whatsapp al 5540448881. IG: @piedrabrazaorigenes. $1,100 por persona por menú de tres tiempos. 

Te recomendamos: Cubo, experiencias gastro-endémicas en el bosque

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising