Tierra Garat

  • Restaurantes
  • Roma
  • precio 2 de 4
  • 4 de 5 estrellas
  • Crítica de Time Out
  1. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  2. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  3. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  4. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  5. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  6. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  7. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  8. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  9. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  10. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  11. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  12. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  13. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  14. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  15. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  16. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
  17. Foto: Alejandra Carbajal
    Foto: Alejandra Carbajal
Publicidad

Time Out dice

4 de 5 estrellas

Es cosa seria el abrir la puerta de un establecimiento y recibir de saludo una cachetada de luz, la onda alternativa de la Roma bien encauzada y el aroma a café y chocolate. A primera vista parece ser la versión pro de una sucursal de café de cadena internacional, pero aquí se fueron más lejos.

Es muy iluminado y su mobiliario de madera clara parece querer jugar con los mismos tonos en las paredes. Te encuentras con la juventud y la madurez de todas las edades y con quienes trabajan muy concentrados en sus computadoras; eso sí, nadie suelta su vaso.

La modalidad es pedir en la barra y tomar una mesa. El encanto de esta nueva cafetería son sus mezclas de café con cacao, en la combinación que mejor creas pertinente. Pedí un chiltepín con café, cacao, pimienta y chile chiltepín –originario de Chiapas y aromático en demasía–. Es un trago explosivo, al principio no sabes cómo recibir esa combinación de aromas y cómo procesar el exótico picor que sientes en la garganta y nariz; no hay problema porque el cacao le da una suavidad exquisita que llega para nivelar la intensidad y el café lo termina de hacer terso. Puedes modificar la combinación de ingredientes a tu gusto o a recomendación del lugar, sin miedo puedes dirigir la preparación de tu bebida.  

Luego probé un negra flor, con flor de vainilla y cacao, es dulce y saben los minerales; es una propuesta distinta a lo picoso, te quita la sed mientras desvanece el antojo azucarero de un trago. Será para otra visita, porque las tisanas tientan a cualquiera, como la de jengibre con limón, también el espresso tierra garat con una modesta pero elegante presentación en una taza sobre una tabla de madera. Los postres y panadería de este café también rinden cuentas. La tarta de maracuyá logró captar mi atención con su chocolate blanco, era cítrica y en ningún punto me empalagó; las conchas tenían aspecto rústico con una gruesa capa de chocolate oscuro y el cono de chocolate llega caliente y relleno del mismo oro negro comestible.

Tierra Garat tiene todas las herramientas para convertirse en el trending topic de las cafeterías porque ofrece un producto de muy buena calidad y el sitio es ameno; pueden pasar horas antes de que te quieras ir. No es precisamente barato, pero mientras se mantenga la calidad y la atención personalizada no le pondremos ni un pero al consumo promedio por persona.

Escrito por
Leopoldo Villaseñor

Detalles

Dirección
Jalapa 99
Roma
México, DF
06700
Contacto
5207 6298
Transporte
Metrobús Álvaro Obregón
Precio
Consumo promedio por persona $110
Horas de apertura
Lun-sáb 7:30am-10:30pm, dom 7:30am-10pm
Publicidad
También te puede gustar