Hasta la China fueron a dar mis mechas por el ventarrón

Teatro
3 de 5 estrellas
 (Foto: Cortesía de la producción)
1/3
Foto: Cortesía de la producción
 (Foto: Cortesía de la producción)
2/3
Foto: Cortesía de la producción
 (Foto: Cortesía de la producción)
3/3
Foto: Cortesía de la producción

Toña está por divorciarse de Manuel. Todo a causa de que ella en lugar de ir con él a un viaje a Cuernavaca prefirió ir al salón de Pierre a cortarse las mechas. Así, sin aviso, gracias a la infidelidad de su esposo, 20 años de matrimonio se esfuman. Toña no hace más que lamentarse: ¿dónde estuvo el error?, ¿fue su culpa? ¿qué hizo mal? ¿qué tiene esa otra mujer que ella no?

Con una historia del galardonado dramaturgo Amos Oz, Hasta la China fueron a dar mis mechas con el ventarrón es un monólogo repleto de dudas, reclamos y confesiones. Contrasta el tono de la puesta en escena con el toque de la actriz Zaide Silvia Gutiérrez (La noche justo antes de los bosques), quien aporta esencia dramática y sobriedad a cada uno de los reclamos que ella misma se hace. Sin más herramientas que su voz y su cuerpo plasma en escena un pesar que duele hasta la médula.

Hasta la China fueron a dar mis mechas con el ventarrón se trata de un montaje sin complicaciones, bajo la dirección de Otto Minera (Siete pecados en la capitalEl difunto señor Henry Moss). Cuenta con una escenografía a cargo de Jorge Kuri, compuesta únicamente por artefactos caseros e indumentaria común distribuida de manera estratégica para destacar el desorden físico y mental que atraviesa la protagonista.

La iluminación juega un papel de gran peso en el desarrollo de la trama, pues la luz tenue, blanca y escasa sirve para que la atención se fije en el punto exacto en que Minera lo ideó, ignorando todo lo que hay alrededor. A ello se suma la música estridente que acompasa los movimientos de la actriz y que sirve de catalizador de sus emociones.

Hasta la China fueron a dar mis mechas con el ventarrón es una historia sobre nuevos comienzos, irónica pero real de un estancado presente que busca una forma de sobrevivir a un futuro incierto. Porque aunque no lo creas “tal vez y sólo tal vez”, como diría Toña, a ti también te interese saber cómo son las cosas cuando hay (o no) amor verdadero.

También conoce estas cinco obras imperdibles para ver en esta temporada y las obras con nueva temporada.

Por Leslie Valle

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening