La Gaviota

  • Teatro, Clásica
la Gaviota de Antón Chevoj en la CDMX
Foto: Cortesía PinPoint
Publicidad

Time Out dice

Una de las obras de teatro más importantes de la historia se presenta en la CDMX, y hablamos con su directora

El drama humano no pasa de moda. Por eso las grandes puestas en escena de siglos atrás siguen siendo vigentes, son historias atemporales, a veces trágicas, a veces cómicas, pero siempre sinceras y reales al representar la realidad humana. Una obra clásica por excelencia es La Gaviota, de uno de los dramaturgos más importantes de la historia: Antón Chejov. Una historia sobre un grupo de personas que se enfrentan ante una realidad que parece despreciar su arte. Se cuestionan si prefieren vivir económicamente cómodos pero infelices, o plenos pero con posible precariedad. Esta obra llega ahora al Foro Contigo América a partir del sábado 3 de septiembre en una temporada breve de tres funciones los sábados de septiembre. Platicamos con su directora Ana Laura González (Loretta) sobre la importancia de retomar estos clásicos, de cómo la transformaron – en parte – en una obra inmersiva, y sobre seguir tus sueños.

¿Por qué volver hoy en día a una obra de Chejov y, además, a una tan importante como La Gaviota?

Hay que volver a traer estos textos a la escena porque son textos que hablan del ser humano, de la vida misma. Hay que retomarlos en estos tiempos que estamos sumergidos en un mundo de vacíos, de sin sentidos. Y estos textos nos recuerdan que valen la pena vivir en este mundo si tenemos algo a lo qué aferrarnos, si tenemos una vocación clara por la cuál levantarnos todos los días. Ese es motor principal de la obra: la vocación como un motor de vida.

Me comentaron que era una obra inmersiva, ¿cómo lograron esto?

No es del todo inmersiva pero tiene momentos en los que el público interactúa como parte de la escena. La obra de La Gaviota de Chejov es meteatetral, o sea que tiene teatro dentro del teatro. Para esta convención se invita al público a formar parte dentro de la obra. Tiene la oportunidad de estar dentro de la escena, interactuar con los actores y hasta improvisar con ellos. Eso la hace interesante. Pero cuando termina la obra dentro de la obra, el público se vuelve a incorporar en las butacas. Tiene momentos inmersivos pero no es en su totalidad inmersiva.

La obra habla de algo a lo que los artistas se han enfrentado por siglos, seguir sus sueños o buscar algo "más seguro". ¿Ustedes se han llegado a enfrentar ante esta disyuntiva?

Sí, por supuesto. Hay momentos en los que nos quedamos en el lugar seguro por las inseguridades de una misma. Yo tuve un momento de mi vida en que dudé mucho de mi vocación. No sabía si estaba haciendo las cosas bien y ese tema se toca por la obra. En un momento yo hasta me cambié de carrera a psicología pero pensé que me moriría se tristeza si seguía ahí porque mi vocación es el teatro, entonces regresé. Por eso me toca profundamente, porque esa pulsión de vida que te da el teatro no te la da ninguna otra cosa.

¿Cuánto tiempo llevan preparando esta puesta en escena?

La adaptación se empezó en marzo y empezamos a ensayar en mayo y llevamos desde mayo ensayando.

¿Crees que este tipo de obras, por su historia y tradición, representen un reto mayor para los actores?

Para mi ha sido un gran reto llevar a la escena un clásico. Para los actores también porque los personajes tienen muchas capas, son muy complejos y pues obviamente eso es un reto. Además de que la propuesta está hecha en la arquitectura de una casa. En el Foro Contigo América. Lo desvestimos como una casa entonces está dividido en dos pisos, como si vieras una casa de muñecas vacía.

Recomendación. Indecente

Ángel Arroyo
Escrito por
Ángel Arroyo

Detalles

Dirección
Precio
$250
Horas de apertura
Sab 7pm
Publicidad
También te puede gustar