0 Me encanta
Guárdalo

La herida y el cuchillo en el Museo Universitario del Chopo

Los artistas argentinos Emilio García Wehbi y Maricel Álvarez realizan una residencia artística de performance, literatur ay teatro

Foto: Alfredo Vélez

Los artistas argentinos Emilio García Wehbi y Maricel Álvarez realizan una residencia artística en el Museo Universitario del Chopo. Estos creadores mezclan disciplinas como el performance, la literatura y el teatro. En esta estancia presentarán la puesta en escena 65 sueños de Kafka según Guatarri, platicamos con ellos sobre este estreno.

¿Por qué nombraron La herida y el cuchillo a su residencia artística?
Emilio: Es una cita de Baudelaire, que está en su texto de Las flores del mal. Yo lo retomé en un libro porque es un título muy gráfico que habla de cierto concepto de complementariedad: Baudelaire dice ser la herida y el cuchillo, estar en ambos lados y ser el que hiere y el herido, y de algún modo es la condición de la poética.

¿Cómo se dio la idea de presentar todo este conjunto de artes?
Maricel:
Conversamos con Mariana Gándara (coordinadora de artes visuales del Museo Universitario del Chopo) desde hace muchos años. Mariana vio nuestro montaje de Dr. Faustus en el Teatro el Milagro y desde ese entonces manifestó su interés por invitarnos al museo. Lo que más nos interesa es focalizarnos en la interdisciplinariedad, la basta amplitud con la que encaramos nuestra labor como artistas y que no se circunscriba única o exclusivamente a lo que desarrollamos dentro del marco del teatro, sino que además dentro de las artes visuales, performance  y la literatura. Entendimos que esta residencia era la oportunidad para dar cuenta de lo integral que intenta ser nuestra producción artística con talento local. 

Un apartado interesante de la residencia es la presentación de la puesta en escena basada en el libro 65 sueños de Kafka. Danos un adelanto de esta nueva producción.
Maricel:
Es una creación que vamos hacer en colaboración con talentos locales, nosotros proponemos este título como un disparador, como vehículo para después llevar a cabo una serie de ejercicios performáticos que componen esta experiencia y que dé cuenta de la capacidad onírica, que es la capacidad que tiene el ser humano de salirse de lo racional, para entrar en un espacio más lúdico. Este es un tránsito que nos interesa llevar adelante con los compañeros mexicanos a los que convocamos a partir de una selección en conjunto con la curadora del museo, de artistas provenientes de diferentes disciplinas.

¿Qué otras actividades veremos en su estancia?
Maricel:
Tendremos un conversatorio en el que no sólo estaremos nosotros, participarán grandes críticos invitados y gente que reflexiona sobre las condiciones de producción de arte en México como: Ileana Diéguez, Diego Álvarez Robledo y David Gutiérrez. El tema es la ética de la presentación y representación de la violencia, no la violencia sino su modo de representación a partir del arte en relación con la violencia y el mundo. El 10 de noviembre presentamos dos publicaciones: Casa que arde, que es el texto dramático que escribió Emilio García a partir de La Casa de Bernarda Alba, de García Lorca. Y una publicación sobre una videoinstalación teatral mía, Yo tenía una alma buena, fragmento de un relato mutilado.

Museo Universitario del Chopo. Jue y vie 8pm, sáb 7pm y dom 6pm. $150. Hasta el 11 de diciembre.

Comentarios

0 comments