Bocca

Vida nocturna, Karaoke Polanco
  • 2 de 5 estrellas
2 Me encanta
Guárdalo
 (Foto: Alejandra Carbajal)
1/6
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
2/6
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
3/6
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
4/6
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
5/6
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
6/6
Foto: Alejandra Carbajal

Este es el nuevo karaoke que está de boca en boca, su tirada es la exclusividad y su música es variada. Si tu objetivo es cantar la pasarás bien, aunque hay varios detalles que tenemos que pulir.

La entrada es difícil, uno esperaría eso en pleno Campos Elíseos; en la cadena hacen muchas preguntas, necesitas reservación para entrar mas no hay cover. Abre bien el ojo porque en una de esas te encuentras a alguna celebridad musical o de la televisión nacional.

La decoración es sencilla y luminosa: alfombra roja, luces neón para el karaoke y amarillas para el pianobar, en una parte del techo hay luces leds coloridas y las paredes tienen espejos y uno que otro cuadro con una boca roja expresando sensualidad. Debo decir que los sillones son incómodos.

Las peticiones musicales abarcan a Raphael, Emanuel y Selena; Creed y Whitney Houston. Aunque el gusto musical parece congelado entre las pop y las rancheras, después de las tres de la mañana ya escuchas hasta reguetón. El ambiente se torna más campechano.

Las mujeres vienen arregladísimas: tacónes, maquillaje súper elaborado y cabello planchado. Los hombres son un collage de entradas en el cabello, pancitas, bigotes y barbas, pero también hay quien luce deportivo y con cabello hasta el hombro; en los chicos se nota un look más casual.

La carta es extensa, desde cerveza y vino hasta cocteles y champaña. También hay bebidas sin alcohol. El precio depende de la marca, la botella más barata ronda los 1800 pesos con refrescos. No hay comida y la botana oficial son los cacahuates, faltó algo a la altura de un buen coctel y de los precios.

El trago ganador fue el balas de plata –Licor 43 y Baileys– un coctel muy dulce, especiado con las 43 hierbas e intenso por el café, lo sirven en un vaso tequilero. También encuentras en la carta champaña, whisky y ginebra; por si te quieres ir a lo básico. Te atienden de lujo, pero el mesero se mostró exigente con la propina y eso le puede dar un giro oscuro a la experiencia. 

Bocca es un lugar para entregarse a los excesos y los visitantes lo saben. El ambiente lo van formando las horas y al ver cómo cantan y bailan quienes están en el podio, determiné que la consigna es darle con todo. No hay solitarios ni es lugar para el ligue; cada quien viene con su acompañante, amigos de confianza o compañeros de trabajo, siempre en grupo.

En un cuarto aparte se encuentra el salón con el piano, ahí podrás ver a los románticos amantes de los boleros y las edades que van arriba de los 30. En ocasiones hay eventos especiales de stand up comedy, valdrá la pena darnos la vuelta. 

En general, Bocca se presta para cantar los gustos culposos que cada uno tiene.

Por Anabel Oviedo

Publicado

Nombre del lugar Bocca
Contacto
Dirección Campos Eliseos 290
Polanco
México, DF
11590
Horas de apertura Mié-sáb 10pm-3am
Transporte Metro Auditorio
Precio Consumo promedio por persona $700
LiveReviews|0
1 person listening