0 Me encanta
Guárdalo

Bar-hopping en Polanco

Destacada en gastronomía, esta zona no se queda nada atrás en vida nocturna. En Polanco es posible encontrar buenos bares a cada paso. Aquí, una muestra:

Foto: Cortesía Jules

Living Room Bar

Recomendado

Alrededor del mundo, los bares de hotel tienen cierto prestigio que en México no se ha explotado. Aquí se cuentan con una mano y, entre esos pocos, destaca el recién remodelado bar del Hotel W. El servicio es impecable y el lugar es bastante cómodo, algo que uno descubre poco a poco, porque, a simple vista, parece que la decoración salió de una de las glamorosas, pero sórdidas novelas de Bret Easton Ellis. Hay un aire de lujo viejo por ahí, pese al contemporáneo look del lugar. Dan ganas de beber y beber, reservar una habitación y, ya de una vez, visitar el spa.

Qué tomar: Mazapán martini (vodka, mazapán, Frangelico y un toque de licor de café).

Leer más
Polanco

Karisma

Después de toda la sofisticación de Polanco, una cubetada de sencillez total. Karisma, frente al Hotel Presidente Intercontinental, es una cantina sobreviviente a todos los cambios de la colonia. Si preguntas cuánto tiempo lleva ahí, sólo te dicen que “toda la vida”. Es un lugar perfecto para ir a ver los partidos, las peleas o cualquier show deportivo que sea pretexto para pedir tacos y chelas (aunque se rumora que las cubas están muy bien servidas). Reino godín, también es un lugar estratégico para ligar turistas ingenuos que se hospedan en los lujosos hoteles aledaños (al menos eso confiesan algunos de sus clientes frecuentes).

Qué tomar: Cerveza bien fría.

Leer más
Polanco

Bar Tomate

Recomendado

A un lado de la boutique de Louis Vuitton hay una pequeña puerta. Si la cruzas, un pasillo, y al final de este, un elevador. Lo que sigue es puro confort: el Bar Tomate se siente como estar en la casa de un amigo. Relajado, apto para conversar y con buenos gin tonics, es un lugar perfecto para terminar la tarde. Lo mejor es sentarse en la barra, cerca de la ventana, para poder ver el caos citadino del que ya se ha escapado. La decoración es minimalista pero acogedora. Hay plantas por doquier, lo cual se agradece en una capital en la que el gris parece ser el color dominante.

Qué tomar: London Nº1 (Ginebra, limón y vainilla en rama con agua tónica).

Leer más
Polanco

Jules Basement

Recomendado

Ya no es un secreto que debajo del restaurante mexicano La Surtidora, hay un speakeasy fantástico; pero no importa. Si lo saben los amantes de la coctelería, que lo sepa el mundo. El ambiente de la época de la prohibición está presente todo el tiempo y las buenas veladas están garantizadas. Algunas noches hay jazz; otras, shows de stand-up. Es un lugar perfecto para olvidarte del mundo. Con un buen coctel en mano, y arropado por su elegancia y oscuridad, sentirás que en lugar de bajar a un sótano, has subido al cielo de los bares.

Qué tomar: La carta es extensa y maravillosa, pero lo mejor es preguntarle al mixólogo su recomendación del día. 

Leer más
Polanco

Licorería Limantour Polanco

Ya es difícil imaginar Polanquito sin Limantour. Desde que abrió en 2013 estaba destinado a ser un clásico y ahora es una parada obligada. Además de una carta de coctelería sorprendente e impecable, hay buena comida (el salpicón de pato les queda muy bien). La música va mejorando conforme avanza la noche. Se temería que su ubicación lo convirtiera en un after-office, pero no es así. El ambiente es tranquilo y embriagador literal y metafóricamente hablando. Siempre quedan ganas de pedir otro coctel, así que es de esos sitios a los que, una vez que fuiste, siempre vuelves.

Qué tomar: Bohemian tonic (Ginebra, Becherovka, canela, un toque de toronja y agua tónica).

Leer más
Polanco

Comentarios

0 comments