0 Me encanta
Guárdalo

Arquitectura colonial en el Centro

Museos, palacios, hospitales, exconventos y muchos otros edificios presumen de sus patios elegantes concebidos para impresionar

Foto: Alejandra Carbajal

Antiguo Colegio de San Ildefonso
Todos hemos ido alguna vez. Las exposiciones temporales suelen ser un éxito. El edificio en sí mismo vale la pena. Acá estuvo varios años la Preparatoria 1. Sus patios coloniales con arcos de medio punto se mantienen en un excelente estado y da gusto mirarlos, recorrerlos, tomarles fotos. Que siga así.
Justo Sierra 16, Centro. 5702 4507. Mar-dom 10am-6pm.

Antiguo Palacio del Arzobispado
A los policías de la entrada les choca que vayas. "¿A qué viene, señor?" No importa que sea un museo abierto al público y de entrada libre, siempre te van a preguntar de dónde vienes, qué se te ofrece. Que alguien les explique, por favor, que aquí se alberga una magnífica colección de arte moderno y contemporáneo que vale la pena mirar, pero no es lo único. Su patio es sensacional, sobrio, bien cuidado. El edificio lo mandó construir el famoso Zumárraga, primer arzobispo de México, quien contempló el milagro de la Virgen de Guadalupe aquí mismo, en este mismo patio. A lo mejor por eso los policías son tan preguntones, no vaya a ser que ocurra otro milagro y luego qué van a decir. 
Moneda 4, Centro. 3688 1248. Mar-dom 10am-5pm. 

Hospital de Jesús
El más antiguo de América, fundado por el propio Hernán Cortés en 1524. Conserva dos patios: originalmente uno para tuberculosos y otro para los leprosos, o eso se cuenta. El arquitecto Villagrán remodeló el conjunto en el siglo XX, pero por fortuna los respetó y llenó de vegetación. Puede que estos sean los patios coloniales más antiguos que nos quedan en la ciudad. No le hace que no estés enfermo, tú pásale.
20 de Noviembre 82, Centro. 5542 6501. Lun-dom 24 horas.

Museo José Luis Cuevas
Un museo hermoso, pero poco visitado, tanto por su ubicación, que intimida a algunos, quién sabe por qué, como por la colección que exhibe: puro José Luis Cuevas. No es que haya tantos fans como para tener llenísimo el museo a todas horas, pero de que hay fans, los hay. Entran al patio, que perteneció al convento de Santa Inés (García Cubas describió su torre como la más esbelta de la ciudad), y miran la escultura La Giganta que hace que se vuelvan más fans.
Academia 13, Centro. 5522 0156. Mar-dom 10am-6pm. museojoseluiscuevas.com.mx

Exconvento dominico de Azcapotzalco
Ahora pertenece a la Parroquia de los Santos Apóstoles Felipe y Santiago, de los dominicos. Cualquiera puede entrar como Jorge Pedro por su casa, mirar, tocar, tomar fotos, pero nada más, pues no hace mucho alguien se robó un cuadro. ¿Será que tendrán que poner polícias en la entrada? No lo creo, pues en realidad no hay nada que visitar, únicamente este claustro en buen estado, pero sin mucha remodelación, que lo transporta a uno a la espléndida época del barroco mexicano.
Azcapotzalco s/n, Azcapotzalco.

Sede alterna del Senado
Hace dos años que no sesiona el Senado aquí (ahora están en la esquina de Reforma e Insurgentes), pero el edificio sigue ocupado por los legisladores. Digo ocupado porque no lo dejan entrar a uno. "Ándele, por favor, sólo quiero ver el patio de San Andrés, tan bellamente conservado con sus azulejitos, ándele, ándele". Pero no, no te dejan entrar y entonces uno de los patios coloniales mejor cuidados de la ciudad está a la vista de unos cuantos nada más. ¿Por?
Xicoténcatl esq. Donceles, Centro.

Comentarios

0 comments