Chantal Peñalosa. Unfinished Business Garage

Arte, Arte contemporáneo Gratis
Recomendado
4 de 5 estrellas
Chantal Peñalosa
Foto: Afterlife of Dead Letter Office (1997) by Allan Sekula, 2019/Cortesía Proyectos Monclova

Time Out dice

4 de 5 estrellas

"El arte fronterizo está en el aire", Chantal Peñalosa

El arraigo y las referencias a los lugares de origen, la observación aguda de lo que está a nuestro alrededor y la evocación del arte hecho en la frontera, son los motores del conjunto de piezas titulado Caption. Unfinished Business Garage de la artista plástica Chantal Peñalosa (1987), originaria de Tecate, México.

En un estante se han colocado diversos objetos, esculturas, piezas de madera y cajas. Peñalosa los ubica pulcramente dando la apariencia de ser exhibidos, pero al mismo tiempo resguardados. La artista comparte que la idea surgió de una observación del garage de uno de sus familiares situado en Tijuana, en el que observó objetos que han sido usados a lo largo del tiempo y que ahora permanecen acomodados. Confeccionar la pieza implicó también la reflexión sobre el arte en la frontera en una mirada retrospectiva hecha a manera on going junto con estudiantes de Arte de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC). Dice Peñalosa: “el arte hecho en la frontera noroeste de México cobra la apariencia de ese mismo garage”. Lo que su memoria ha registrado acerca de la diversidad del arte de la frontera se sintetiza en dichos objetos del estante; conocer, reconocer, retrabajar y reapropiarse de obras emblemáticas, evocarlas y disponerlas.

Por otra parte, Proyectos Monclova expone una serie de fotografías como único registro de la visita de la artista a lugares que fueron escenario de eventos importantes en Tijuana, el área de San Diego y Popotla (entre 1994-2005) y, que a su vez, inspiraron obras del border art. En ese recorrido, Peñalosa dejó a su vez, y como forma de apelar a la memoria, fotografías enmarcadas en pequeño formato como una intervención al espacio. Resalta la técnica y sobresaliente composición de lugares que van desde fachadas, pasando por tomas abiertas de paisajes, hasta las enormes rejas de la frontera con Estados Unidos.

A partir de una discusión sobre los aromas que representan el territorio fronterizo, en una repisa se exhiben frascos de distintos colores colocados simétricamente. La idea es que se lleve a cabo una activación, en la que los visitantes puedan entrar en contacto con dicho estímulo. Eso seguramente tendrá sus riesgos, por lo que casi siempre están cerrados. Los olores tan intensos, que causarían alguna reacción al visitante. Lo interesante de la pieza es la decisión de representar el espacio en términos de olores, lo cual seguramente tiene que ver con el buscar los arraigos de los que habitan ciertos territorios.

Recomendado: Exposiciones de arte contemporáneo en la Ciudad de México

Por Iván Islas

Publicado

Detalles

También te puede gustar