Federico Lamas
Foto: Cortesía del artista

Federico Lamas y su visión infernal

El artista argentino regresa con sus fanzines a Gran Salón México

Por Alberto Cervantes
Advertising

Federico Lamas desarrolló una tecnología que llama visión infernal: a dos lápices (uno azul y otro rojo) antepone dos dibujos, uno notorio a simple vista y otro que, como un acto de magia, se devela a través de un visor rojo que se coloca en los ojos. Lo que esconde: ironía, humor, sarcasmo en imágenes que te confrontan; desde Trump, pasando por una monja, hasta un gato.

El artista argentino, con su visión infernal, desde hace 12 años ha desarrollado fanzines, serigrafías, carteles y murales, y en México ha expuesto en la galería Vértigo y hace un año la feria Gran Salón México (GSM) le editó su fanzine Tell me something Valuable/Decidme algo valioso. Federico Lamas regresa a la séptima edición de GSM, platicamos con él sobre esto y su peculiar obra.

¿Cómo vas a participar este año en Gran Salón México?
Estoy participando con obras que tienen sabor a clásico porque son parte de mi anterior publicación, Visión infernal, que también tienen el efecto óptico visión infernal. Son ilustraciones originales de ese libro que en su momento presenté en México en la Galería Vértigo. Ahora estoy presentando originales para la venta y exhibición en GSM.

Visión infernal es un proyecto vivo que tiene varios proyectos como publicaciones, serigrafías, animaciones de video, que todos funcionan con un visor rojo que te pones en los ojos para descubrir una ilustración escondida que se comunica con la primera que habías visto y al descubrir la que estaba escondida, se hace un tercer sentido, o cada uno pone a prueba su código moral o ético para evaluar estos personajes o escenas.

Foto: Cortesía del artista

El humor es una constante en tu trabajo, ¿cómo lo logras?
En los últimos años mi obra se acerca bastante a mi manera de ser. Soy una persona que recicla la oscuridad del mundo y la violencia a través de la ironía y el humor, que funcionan como un caballo de Troya; te entra por el humor, el impacto, la gracia o el gag. Lo que pasa en visión infernal es que te pones el visor rojo y hay un momento de risa, pero solamente porque el mecanismo de la develación funciona como un juguete, pero inmediatamente te das cuenta que te estás riendo de algo bastante oscuro y ahí viene la interpretación o reflexión final. Muchas de mis obras no tienen humor a primera vista, ves un dibujo muy normal y cuando te pones el visor entra en juego todo.

¿Qué oportunidades te da la ilustración que no te da otro soporte?
Lo que me da la ilustración es la libertad de hacer cualquier cosa, porque cualquier ilustración de un objeto o de una realidad que no existe se va asumir como una verdad, va a tener un verosímil y va a convertirse en una realidad. Cualquier ficción o realidad son tan poderosos como un fragmento de una película o una foto. Entonces la ilustración te permite hacer cualquier cosa y llegar al mismo nivel de realismo.

A veces mi dibujo es muy tosco porque me gusta dibujar con lápiz bien grueso, mis ilustraciones incluso a veces no son antropomórficamente perfectas, tengo mi síntesis y con eso alcanza para crear conexión con cualquier persona que la vea, incluso con gente que es más prejuiciosa a cerca del arte y que piensa que el buen arte es solo el virtuoso —tocar bien un instrumento o dibujar las sombras de una manera realista—. Creo que la ilustración tiene eso, con una síntesis logras conectar con toda una audiencia. 

Muchas de tus obras apuntan un comentario a la ecología, también vemos animales, cuéntame de esto...
Últimamente he estado haciendo mucho video que llamo video publicaciones. Empecé a filmar todo mi contenido en vertical y eso me dio un montón de material que, bajo a un formato de díptico, exhibo con dos pantallas en vertical. Me pude poner más crítico con el video porque estoy en la calle, veo una realidad y se convierte inmediatamente en una obra sin mucho proceso.

Hace poco hice una video publicación que se llama Noo y la filmé en un zoológico. Registré animales súper tristes, siempre con esa veta de humor. Te aclaro que no me considero un activista, pero sí logro darles una vuelta a las imágenes para compartirlas y que nos preocupemos juntos.

¿En qué estás trabajando ahora?
Está la visión infernal muy activa, la pandemia estuvo productiva… Logré una colección nueva de ilustraciones que son como noticias y que va a tener un primer adelanto en lo que llaman la art week de Buenos Aires. La exhibición se llama La información y va a presentar páginas de diarios y portales de noticias, bastante hija del fanzine que hice con Gran Salón México. También estoy tratando de conseguir editor para el próximo libro que ya está listo.

¿Cómo ves la ilustración en México en comparación con Argentina?
Veo una escena muy similar en cuanto a calidad de artistas apasionados. Es una escena muy amiga, Gran Salón es este gran puente sobre todo entre DF (CDMX) y Buenos Aires.

Creo que en México hay un relajo; el ilustrador puede tener una bajada en cualquier ámbito. Aquí, el artista que es muralista no está en la feria de arte, o el artista que se dedica a la novela gráfica o la viñeta tampoco trasgrede esas barreras, y en México creo que sí hay artistas que pasan de un lado a otro.

Gran Salón México. Guanajuato 227, Roma. Sábado 6 a martes 10 de noviembre. Gratis.

Federico Lamas. IG: @federicolamas

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising