Furia y poesía. 10 años de Atelier Romo

Arte, Arte contemporáneo
Recomendado
4 de 5 estrellas
Furia y poesía
1/3
Foto: Cortesía Arte Abierto
Furia y poesía
2/3
Foto: Cortesía Arte Abierto
Furia y poesía
3/3
Foto: Cortesía Arte Abierto

Time Out dice

4 de 5 estrellas

Una exposición multidisciplinaria para acercarse al arte contemporáneo

El arte es un proceso; un trayecto que implica no solo talento, sino también estudio y práctica. Las obras artísticas contemporáneas requieren aún más el entendimiento del proceso, de los argumentos detrás y del contacto del público. Muestra de ello es la exposición de la fundación Arte Abierto, Furia y Poesía. 10 años de Atelier Romo, que muestra el registro y la recreación de algunas de las actividades del taller de artista Atelier Romo, el cual cumple 10 años de fundación, a cargo de Sebastián Romo.

De dicho taller han egresado generaciones de jóvenes de variados intereses artísticos. Ellos, regularmente preuniversitarios, han confeccionado trabajos colectivos e individuales, como dice Sebastián, y también han dado la pauta para construir la currícula, que tiene un sentido horizontal y local (no hay una tropicalización) y responde a un concepto de “educación profunda”.

Furia y Poesía invita a ingresar a su amplia sala a partir de dos especies de muros encontrados con un espacio en medio. Son dos grandes murales, mismos que con tipografía gigantesca anuncian el nombre de la exposición. Y al entrar, los visitantes pueden documentarse sobre el proyecto Atelier, así como observar obras resultado del paso de varias generaciones. De acuerdo con los responsables del espacio, se trata de “experimentar y develar los procesos que dan vida a las ideas de los creadores, cómo son pulidas y llevadas al límite, a su producción”.

Atelier Romo tiene como líneas de trabajo el pensamiento visual y el dibujo, así como los principios básicos de costura, electricidad y creación de maquetas. Los productos finales desembocan en una exposición y una publicación editorial. Como caso, podemos citar la primera exposición del atelier a cargo de la Generación Luna. Ésta constó de un cortometraje que se creó a partir de un diseño de producción llevado a cabo por los jóvenes talleristas y requirió de llamar a un experto en México sobre la Luna y también a miembros de la asociación de astrónomos.

Detrás de Atelier Romo están distintos preceptos acerca de la didáctica del arte, en este caso, vista como una experiencia integral que implica un sentido de responsabilidad, disciplina y respeto. Las paredes que circundan la sala sirven para una línea del tiempo compuesta por fotografías de integrantes de distintas generaciones y de sus trabajos, justamente una elocuente narración visual de la vasta e interesante producción de los jóvenes creativos.

Esta muestra cumple el cometido esencial de Arte Abierto: acercar a los públicos al arte contemporáneo y explorar los recovecos de la producción creativa e intelectual que hay detrás.

Recomendado: 10 exposiciones que debes ver en mayo en la CDMX.

Detalles

También te puede gustar