Cara de Perro
Foto: Cortesía Acapulco 62

Las abstractas y sutiles obras de Ernesto Zeivy

Platicamos con el artista de la CDMX por su exposición Cara de Perro

Escrito por
Alberto Cervantes
Publicidad

Ernesto Zeivy es un artista de la CDMX y miembro del grupo de dibujo Taller de los martes. Durante la pandemia logró crear una serie en óleo de formas abstractas, superpuestas y flotantes, pero sutiles y agradables a la vista. Esas piezas las puedes ver en la exposicón Cara de Perro de la galería Acapulco 62, pretexto por el cual lo buscamos y aprovechamos para platicar con él acerca de la peripecia de trabajar en la pandemia y el resultado. 

¿Cómo fue trabajar esta serie durante el confinamiento?
Fue un momento increíble, puesto que no tenía muchas otras preocupaciones; la ciudad estaba en calma. Creímos que este confinamiento duraría unos dos o tres meses y entonces empecé a trabajar durísimo. Creo que nunca había pintado tanto y nunca con tanta paz, tanto tiempo para pensar, para descubrir nuevas formas para expresarme.

¿Qué oportunidades encontraste al trabajar durante el confinamiento?
Creo que todo mundo y sobre todo los artistas aprovechamos la oportunidad para hacer un borrón y cuenta nueva, una nueva historia; y en mi caso, yo que había pintado figurativo toda mi vida, me encontré con que quería expresar eso que la pintura expresa mejor que nada, que es la pintura misma.

¿Cómo logras ese orden de elementos abstractos en tus obras?
Este orden se da un poco furtivamente, un poco aleatoriamente, y es cuando empiezo a preparar un poco de pintura y a rayar una tela. Realmente estas telas habían tenido otras pinturas anteriormente, entonces ya había unos fantasmas por ahí y lo que hago es ir estableciendo un diálogo con la pintura y viendo qué es lo que me va pidiendo. De alguna forma es un poco pintar sin miedo, alejarse para ver qué es lo que está pasando en la tela, regresar poner lo que la tela pide, y así repetir la operación hasta que uno dice “ya está el cuadro”.

¿Por qué hacer referencia a un perro en esta serie?
El título de la serie de pinturas surge del nombre de uno de los cuadros porque alguien me dijo que era una cara de perro. Realmente nunca pensé en pintar un perro, pero al final parece un perro, como otras pinturas aparecen retratos o ídolos, pero ésas son trampas que uno le va poniendo el mismo pensamiento, entonces la exposición se llama Cara de perro, como un álbum musical, en el que uno de los temas le da título a todo un álbum.

Cara de PerroAcapulco 62: Dr. Atl 217, Santa María la Ribera. Martes-domingo 12-8pm. Gratis. Hasta el 4 de julio. 

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad