Libros mutantes y caprichosos

Arte, Pintura
 (Foto: Ivonne Cardiel)
1/5
Foto: Ivonne Cardiel
 (Foto: Ivonne Cardiel)
2/5
Foto: Ivonne Cardiel
 (Foto: Ivonne Cardiel)
3/5
Foto: Ivonne Cardiel
 (Foto: Ivonne Cardiel)
4/5
Foto: Ivonne Cardiel
 (Foto: Ivonne Cardiel)
5/5
Foto: Ivonne Cardiel

La artista Georgina Quintana es integrante de la generación que dominó la escena pictórica de México en los años ochenta y que dio prestigio a la Galería OMR. Su trabajo se distingue por un estilo barroco, que consta de pinturas, libros, muebles y juguetes.

En una pequeña sala del Museo de Arte Carrillo Gil se encuentra la exposición Libros mutantes y caprichosos conformada por 20 obras con técnicas diversas de la artista que va desde el bordado, la ilustración, el collage y el transfer con una marcada temática como es la reflexión sobre el tiempo y la fantasía en la naturaleza.

En el centro de la exhibición unas repisas resguardan libros muy distintos entre sí en cuanto a formas, técnicas, tamaños y colores. Cuadernos para ver caras de animales cuenta en sus páginas de tela la historia de diferentes animales fantásticos; Hay una historia que empieza aquí recrea paisajes relatados en forma de acordeón; Naturaleza habitada es pieza híbrido entre libro y pintura hecha de retazos de diferentes materiales en la que al voltear la página encuentras un animal mitológico. Por último, Nos lleva, es un marco hecho en tela blanca con frases y dibujos en los que puedes posar para una foto.

En este montaje, Quintana con un tono relajado juega con los conceptos de libro y arte-objeto al basar su trabajo en imágenes que remiten más a lo onírico que al mundo de las letras; son piezas que puedes apreciar, leer y tocar.

Por Ivonne Cardiel

Publicado

LiveReviews|0
0 people listening