Nicolas de Crécy. Bitácora mexicana

Arte, Pintura
4 de 5 estrellas
 (Foto: Alejandra Carbajal)
1/7
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
2/7
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
3/7
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
4/7
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
5/7
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
6/7
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
7/7
Foto: Alejandra Carbajal

Imagina que el parque donde paseas cada domingo, la iglesia emblemática de tu colonia y los detalles que conforman el Centro Histórico de tu ciudad como el microbús, el puesto de revistas y esos edificios coloniales fueran parte de la atmósfera de alguna novela gráfica. Convertir nuestras vistas de todos los días en bellos paisajes hechos con trazos minuciosos y pinceladas de acuarela es la tarea que le encomendaron a Nicolas de Crécy, uno de los mayores representantes del cómic europeo.

De Crécy recorrió durante 45 días las colonias más famosas de la CDMX y algunas urbes de Oaxaca, Morelos, Puebla y Estado de México. Durante esa residencia, el ilustrador y escritor francés captó todos esos lugares que ahora apreciarás en la exposición Nicolas de Crécy. Bitácora mexicana.

Un total de 65 acuarelas verás en el Museo de Arte Moderno (MAM). Desde los monumentos icónicos como el Ángel de la Independencia, el Museo Soumaya Plaza Carso, la Torre Latinoamericana, hasta los detalles que constituyen la cotidianidad del país como un perro caminando en la calle están retratados en esta muestra organizada por el MAM, la Embajada de Francia en México, el Instituto Francés de América Latina y la Fundación Louis Vuitton.

Los paisajes fueron pensados originalmente para ilustrar un volumen sobre México de la colección editorial Travel Book, un proyecto de la Fundación Louis Vuitton que transforma el concepto de guía tradicional en un turismo más cultural al invitar a artistas contemporáneos de distintos países a interpretar los sitios que visitan a través del dibujo, la pintura, el collage, la ilustración y la historieta.

Esa fue la tarea que hizo de Crécy con estos dibujos. No encontrarás escenarios realistas, sino sensaciones que le causaron al artista todos esos recorridos. Se trata de una mirada externa que captura a manera de diario todas las impresiones espontáneas que percibe y que a nosotros nos resultan muy comunes: las escenas de la cotidianidad, los edificios viejos, las luces cambiantes que hay en la ciudad por las tardes expresadas a través de la acuarela.

Nicolas de Crécy. Bitácora mexicana es un retrato de la mirada no sólo presencial, sino construido también por la imaginación y los recuerdos. Por cuestiones de tiempo, algunos de los dibujos fueron realizados ya en Francia a partir de fotografías. Esto le permitió al francés jugar con algunos elementos que crean sensaciones más que mostrar una tarjeta postal: borrar algunos edificios del fondo para conservar un panorama de líneas verticales y horizontales, agregar un árbol o incluso lluvia para evocar otro tipo de ambiente, eliminar todo el fondo para centrarse en los minuciosos detalles de una mototaxi en Oaxaca o una Ecobici en la Ciudad de México.

Es por ese dominio técnico; así como por su vocación literaria que de Crécy trasciende en las artes visuales. Actualmente, es un representante de la llamada nueva novela gráfica francesa, un género de la historieta de fantasía apocalíptica.

La exposición permite renovar la mirada a escenas que nos podrían parecer muy comunes, pero que a través de la mirada del otro se revelan como nuevos y deslumbrantes: las iglesias en la cima de los cerros, las calles empinadas y empedradas, las lanchas en la playa, la ropa tendida en la azotea y nuestros múltiples atardeceres.

Por Luis Ángel Ramírez

Publicado

LiveReviews|0
1 person listening