Rubén Ortiz Torres. Customatismo

Arte, Arte contemporáneo
Recomendado
4 de 5 estrellas
Allien Toy de Ruben Ortiz Torres
Foto: Cortesía MUAC

Time Out dice

4 de 5 estrellas

¡Aviso amistoso! Trabajamos arduamente para ser precisos, pero estamos en tiempos inusuales. Por favor, checa que los eventos siguen en pie.

Desde los grandes ventanales del MUAC se puede observar una especie de nave espacial construida con las partes de una pickup patrulla, se trata de la pieza Allien Toy (exhibida y activada por primera vez en 1997) del artista Rubén Ortiz Torres (1964), mexicano radicado en California, de quien el museo expone una retrospectiva.

Allien Toy —camioneta Datsun/Nissan modificada con elementos hidráulicos— atrae la vista por su tamaño y peculiar forma, pero quizá también por las remembranzas que genera a películas o juguetes de la cultura norteamericana, pero impregnados por elementos de lo “mexicano”. La pieza alude a los autos usados “enchulados” o arreglados que, Ortiz reconfigura otorgándoles sincretismo y aparente funcionalidad. El artefacto creado (máquinas imposibles) tiene movilidad y dinamismo, haciéndolo brillar de algún modo. Su función nula, o más bien poco clara, se traslada a la de una experiencia lúdica y estética.

La obra de Ortiz Torres (1964), artista consolidado en el arte contemporáneo mexicano (su primera exposición se realizó en 1982), transita entre objetos que evocan territorios periféricos entre México y Estados Unidos, sobre todo California y la iconografía chicana. La muestra titulada Customatismo fue curada por Mariana Botey; la obra seleccionada y desarrollada a lo largo de varias décadas stá dividida en bloques que muestran vertientes de su trabajo.

Otro ejemplo relevante del trabajo de Ortiz en el MUAC es la conjunción de piezas plásticas (producidas en los 2000)  en las que experimenta con materiales poco comunes: emplea pintura termosensible y uretano sobre resina (para crear monocromáticos) o tinta generada con cenizas de banderas. Los motivos van desde lo abstracto hasta referencias verbales a movimientos sociales o imágenes vinculadas a elementos iconográficos de la historia o simbología política, como las banderas de Estados Unidos o México o como un cuadro con el lema “tierra y libertad”. En dichas propuestas, Ortiz alude al minimalismo, pero lo transgrede como alusión a los públicos mexicanos o latinos a quienes les resulta ajeno.

Por su parte, la videoinstalación El sueño de la razón todavía produce monstruos (2014) proyecta una esquina entre dos muros, un collage de imágenes fotográficas y animaciones. Con esto, se logran efectos visuales y transformaciones al acentuar expresividad de las formas. Dicha pieza fue inspirada en la forma en que el artista Siqueiros usaba videos para confeccionar sus murales.

Recomendado: Exposiciones de arte contemporáneo en la Ciudad de México.

Por Iván Islas

Publicado

Detalles

También te puede gustar
    Noticias más recientes