Izzy Ortega y Lissa Mulligan se preparan para Speed Rack México

Estas dos bartenders nos cuentan del difícil, pero importante papel de las mujeres en la industria coctelera en México.

Entrevista con Izzy Ortega y Lissa Mulligan
Foto: Fernanda Vega
Por Fernanda Vega |
Advertising

Estas mujeres llevan más de cinco años trabajando en la industria del alcohol en México. La han visto crecer y lo han hecho junto con ella. 2019 es el primer año en el que la CDMX alberga Speed Rack México, una competencia de talla internacional dedicada a exponer el nivel de profesionalismo y velocidad de las mexicanas tras la barra.

Platicamos con Izzy Ortega (bartender independiente) y Lisa Mulligan (bartender fundadora de Artemisia). Hoy no solo aman estar detrás de la barra, disfrutan de la industria desde otras ramas y en esta ocasion son las voceras de Speed Rack.

¿Qué significa para ustedes que Speed Rack esté en México?
Izzy: Que hemos llegado a un nivel alto, es como un statement de que las chicas estamos para quedarnos y podemos ser muy rápidas y muy buenas detrás de la barra.
Lissa: Para mi representa que hemos llegado a un punto importante con el nivel de coctelería en México, que estamos listos con una industria que lleva diez años y ya hemos llegado a este punto de profesionalismo con las mujeres mixólogas.

¿Han enfrentado retos en el ámbito por ser mujeres?
I: Sí, siempre. Cuando empecé a trabajar se trataba más de tener una chica detrás del bar y no tanto de que esa chica fuera buena o tomada en serio. El reto fue demostrar que te gusta lo que haces y que eres tan buena como los demás. Pienso que los hombres te toman por debajo y piensan: Ay tú no sabes hacer nada, o no lo hagas. Una vez llegó un cliente y me pidió la orden, pero no quería que yo lo preparara. Creo que muchas chicas aquí en Mexico han experimentado machísmo, pero ahora ha cambiado muchísismo.

L: Creo que más que machismo, el malinchismo fue mi cosa. Trabajé en la industria de bares y restaurantes, pero en coctelería no tenía mucha experiencia. Aprendí y mejoré trabajando en un bar aquí, donde el dueño me contrató y me dijo: te voy a entrenar, pero tienes que quedarte un año. Me decían que por ser extranjera [Irlandesa] seguro sabía mucho.

¿Cómo ha cambiado el panorama de coctelería desde que ustedes empezaron hasta hoy?
I: Muchísimo, creo que hay chicas que han abierto el mercado para nuevas generaciones. Como mujer, no es simplemente entrar a un bar y servir tragos, es estudiar, aprender, inspirar y educarte. Ha cambiado mucho en los últimos años y para bien.

L: Creo que se convirtió de un trabajo a una carrera. La cantidad de mujeres que participan ahora en los concursos de marcas es muchísimo más grande que hace cinco años.

¿Cuál es la importancia de Speed Rack México?
I: No ha habido un evento que marque la comunidad entre chicas, además es también empoderamiento de mujeres, saber que no estás sola que hay gente en todo el país que le apasiona lo mismo. Es un reto hacia todas, para saber qué tanto están haciendo las demás y saber qué tanto puedes lograr. 

L: Las mujeres en general somo menos vocales para auto-promover nuestras carreras; no es que no tengamos la confianza, pero creo que los hombres en cualquier tipo de trabajo, en cualquier carrera generalmente, ganan más y tienen un poco más de éxito porque son mejores para promoverse a ellos mismos. Esta es una plataforma donde las mujeres abrirán puertas y  oportunidades.

¿Recomiendan volverse parte de la industria? ¿A qué personalidad?
I: A cualquiera, todos somos diferentes y lo que hay en la industria es diversidad. Por ejemplo, mi estilo fue muy rockero durante un tiempo y conozco a bartenders muy refinadas que tienen un estilo chic. Puede ser la persona más recatada o tímida, pero detrás de un bar es como si tu alterego estuviera trabajando, te conviertes en una personalidad detrás de la barra que te da cierta seguridad. Es un trabajo serio, yo lo viví joven como una onda de desmadre y fiesta, pero al pasar el tiempo decidí hacerno con visón diferente. Hay bartenders que ni siquiera toman, es eso, lo puede hacer quien sea.

¿Qué consideran que hace especiales a las bartenders?
I: Tenemos más tacto y somos más accesibles, pero por ello mismo actuamos de cierta manera. Como cliente no siempre te esperas que una chica sepa absolutamente todo lo que está detrás de la barra, entablar una conversación y enseñarte algo nuevo. Eso es interesante y lo veo como un plus en cuanto a dedicación, limpieza, presentación y plática.

L: Pienso que las mujeres somos mucho mejores para prepararnos. Jamás en la vida me subiría a un escenario para presentar un trago que no he practicado 50 mil veces. Creo que en este sentido las mujeres son mejores para concursar, porque los hombres son un poco más confiados, dicen "ay yo soy el mas cabrón y me voy a rifar". Somos más realistas y creo que eso ha ayudado mucho a la industria. Hay más mujeres ganadoras de concursos que hombres, no puedes decir que las mujeres no estan ahí.

Advertising