Amarres, la primera producción mexicana de HBO Max
Foto: Cortesía HBO Max

Amarres, la primera producción mexicana de HBO Max

Platicamos con el cast de la serie sobre magia, feminismo y libertad sexual. Aquí lo que nos dijeron

https://media.timeout.com/images/105809190/image.jpg
Escrito por
Stivi de Tivi
Publicidad

“Ana heredó los poderes de su abuela para realizar amarres (hechizos para enamorar o solucionar problemas sentimentales), pero decidió no seguirlos para dedicarse al diseño de modas. Su actual situación económica (tiene tres hijos) y constantes problemas (su tercer exmarido quiere quitarle la custodia) harán que decida regresar al mercado de Sonora para continuar con la mágica tradición familiar”, esta es la historia de la serie Amarres, primera producción original mexicana de HBO Max que se estrenó el 12 de agosto.

El creador y productor Fernando Eguiarte, el director Marcelo Tovar y la protagonista Gaby de la Garza, junto con los actores Alicia Jazis y Martín Saracho platicaron con nosotros sobre el estreno de esta serie. También nos contaron acerca de su experiencia en el estudio, el feminismo, la magia y la sexualidad que presenta Amarres.

¿Qué se siente ser el proyecto abanderado del país en HBO Max?
Gaby de la Garza: ¡Es muy emocionante, estamos felices! Finalmente, después de dos años de que terminamos la filmación vamos a ver la luz en el mejor lugar. Estamos abanderando este contenido original mexicano con una factura impecable, un elenco maravilloso y una historia distinta a todo lo que se ve. Es un contenido que, en lo personal, busco en las noches en mi casa porque es divertido, positivo y romántico, después de todo el caos que hemos vivido en un año y medio. Es una historia con situaciones reales porque veremos a personajes con defectos muy humanos.

El personaje de Ana es muy fresco. ¿Por qué es necesario mostrar otro tipo de personajes femeninos?
Fernanda Eguiarte: Ya era hora de tener personajes femeninos como en Amarres. Es 2021 y no puede ser que sea la primera vez que tenemos personajes como Ana en un streaming. Nos urge tener personajes como estos, mujeres que no son las heterosexuales que escalan el Everest, salvan vidas, son madres o la esposa perfecta, para mejor contar las historias de mujeres con las que crecimos, de nuestras mamás, tías y abuelas, que no son perfectas y comenten errores.

Gaby de la Garza: La libertad con la que Ana maneja su vida, sin importarle el qué dirán sino el ser feliz y vivir a su manera, educando a sus hijos de la forma que cree es la mejor y salir adelante, porque quiere sacar adelante a su familia con lo poco que tiene, usando las herramientas que tiene a la mano. Esa es la realidad de todas las mujeres en este país y en Latinoamérica. Los temas que tocamos de si quieres tener o no pareja o hasta tres novios al mismo tiempo, nunca lo ves en un producto mexicano. Además de la homosexualidad y las capacidades distintas de sus hijos o el uso lúdico de la mariguana. Temas tabú en un producto divertido es lo que tendrán en Amarres.

Alicia Jazis: Además de eso, que este proyecto fuera hecho por una mujer y en el que las cabezas son mujeres, con una protagonista mujer y muchos personajes femeninos, eso para mí fue mágico porque llevamos años, décadas viendo televisión hecha por y para hombres. Amarres tiene mucha magia gracias a eso.

Martín, interpretas a Armando, el hijo homosexual y autista de Ana. ¿Qué tan difícil es presentar un personaje como este sin convertirlo en una caricatura?
Martín Saracho: Marcelo, el director y Fernanda me guiaron bastante. Por mi lado traté de informarme lo más posible. Obtuve este personaje al último momento porque iba a hacer otro, pero los motivos del destino me hizo convertirme en Armando y me puse a investigar sobre el autismo, movimientos, gestos, incluso en sensaciones que eran un común denominador entre las personas como el no sentirse cómodo con el contacto físico y no tener un contacto visual directo. Todos esos detalles, junto a la libertad que tuvimos en el set, me ayudó a llegar al paréntesis que es Armando. Los guiones tenían tanta energía que te hacían entrar al personaje de inmediato y eso me ayudó a eliminar el miedo de caer en un cliché al representar a este personaje.

Alicia Jazis: También hay que mencionar que Marcelo nos pedía que hiciéramos ciertas cosas que hacían que Armando reaccionara por ejemplo, en una escena me dijo: “ve y toca a Armando, yo solo lo voy a tener a él en cuadro, pero quiero que tú lo toques para desesperarlo y lograr su emoción”. Eso me parecía increíble. Cositas pequeñas como estas hacen que la serie sea orgánica porque teníamos prohibido cortar, si te equivocabas tenías que seguir o si no nos mandaban a la “cárcel actoral” (risas).

Marcelo Tovar: Mi hermosa “cárcel actoral”. Traigo esto desde hace 10 años en el que les prohíbo cortarlas la escena por cualquier razón a menos que se esté incendiando la casa y si lo hacen, los castigo con el látigo de mi desprecio todo el día (risas) y como soy de abrazar mucho entonces sienten feo. Muchos de esos errores terminan siendo tan naturales y aportan tanto que están en la pantalla.

Martín Saracho: Eso le daba mucha humanidad al personaje, porque hasta hablando con amigos te trabas y eso es normal, los errores son humanos. Todo este juego y caos lo lleva de esta sensación de familia, siendo un reloj que lo lleva a todas partes sin que solo uno lo lleve.

Gaby, ¿Cómo te preparaste para hacer Amarres?
Gaby de la Garza: Tuve oportunidad de ir muchas veces al mercado de Sonora para conocer a muchas brujas, que me abrieron las puertas de sus locales para enseñarme a hacer las cosas y conocer las escuelas que tenemos, porque está la prehispánica o la santería que viene de Cuba o de regiones de África y entre ellas existe mucho pique, pero llegué con toda la honestidad de decirles: soy actriz y tengo un papel que gira entorno a esto, entonces quiero aprender de ustedes y ellas con una gran amabilidad me guiaban hasta me daban su teléfono personal para lo que necesitara. Quería autenticidad en todo momento.

Marcelo Tovar: Cuando me le acerque a Gaby, la primera vez le dije: “vas a tener que representar a una mujer de clase media real, no la que se suele mostrar falsa y aspiracional que siempre vemos reflejada en la TV”. Y ella me volteó a ver con una cara y me dijo: “Marcelo, yo nací en Tacubaya y ahí crecí, mis padres eran músicos y muchas veces batallaban con darnos de comer. Nadie me contrata para hacer estos personajes que yo conozco tan bien”.  Y en eso tenía razón porque siempre teníamos que tener estas historias en las que la economía define la historia de clase media mexicana, la pasa dura porque no es la misma que en Europa o Estados Unidos. Aquí no, sufren con poder pagar las cosas, con tener ambiciones, tener sexualidad plena. Yo siempre busco la verdad detrás de los personajes y los actores.

Fernanda Eguiarte: Lo que tratamos de hacer en Amarres fue contar el universo de la magia mexicana y latinoamericana sin exotizar y poniéndola de una manera muy cotidiana, ¿Quién no ha enterrado un cuchillo para que no llueva o tocado madera para evitar un accidente? ¿Quién no ha deseado amarrar al amor de su vida para que nunca se vaya? Queríamos que se respirara magia en cada rincón del show desde el vestuario, la música, el diseño de producción porque al final lo que queríamos contar era una historia de clase media que se ve atravesada por esto.

Son un título del catálogo de HBOMax, ¿cómo ha sido la experiencia?
Gaby de la Garza: Trabajar con HBO ha sido una gran experiencia para mí, porque desde Capadocia tuve una experiencia maravillosa. El sello de HBO es la garantía de calidad, originalidad y de poder encontrar contenidos que están en otro nivel. Para mí fue un placer poder volver a trabajar con ellos y me siento feliz ya que Amarres es un producto digno y a la altura para inaugurar esta nueva plataforma y ahora solo basta ver la reacción del público.

Fernanda Eguiarte: Imagínate estrenar junto a Friends, Sex & The City y The Sopranos. Eso es tan maravilloso que solo quiere decir que si existe la magia.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad