El talento de Arriba de las nubes
Foto: Cortesía de la producción

Conoce al talento detrás del corto de Gabriel Mariño, Arriba de las nubes

Platicamos con los artistas que le dieron vida al cortometraje documental Arriba de las nubes

Por Gil Camargo
Advertising

Durante la pandemia, mucha gente ha usado su tiempo en casa para aprender idiomas, tomar cursos, ponerse al tanto con sus series favoritas y otros trabajando y dejando volar su imaginación, sacándole provecho a los días de encierro.

Un ejemplo de esto es Arriba de las nubes, el nuevo corto-documental del director Gabriel Mariño (Ayer Maravilla Fui) en el que pidió a Andrés Sánchez, Claudia Becerril, Alejandro Mejía, José Manuel Cravioto y Stefanie Reinhard, cineastas, fotográfos y creativos, que le compartieran como vivían su encierro en casa.

A propósito del estreno de este corto, platicamos con los creadores de Arriba de las nubes, para que nos contaran cómo exprimieron su creatividad durante la cuarentena.

¿De qué manera han vivido la cuarentena? ¿Cómo la describirías?
Andrés Sánchez: Como artista, mi cuarentena ha servido de mucho. En muchas cosas no cambió tanto, ya que trabajo desde mi estudio, pero algo que si ha sido maravilloso es reencontrarme como artista, aventurarme entre mis baúles de la creación, desempolvar muchas cosas que ahí estaban escondidas. Yo describiría esta etapa de mi vida como una reconciliación con mi trabajo y el exterior, contacto con los sonidos, la naturaleza, nuestros cuerpos y muy importante, el silencio interno.

Claudia Becerril: La cuarentena ha tenido varias facetas, aunque que todas derivan en un mayor conocimiento de mí misma, de lo bueno y de lo malo, y es algo de lo que hay que estar agradecida. Ha sido una experiencia difícil porque vivo sola y por momentos sí he extrañado la compañía y los abrazos, pero también ha sido muy revelador estar tanto tiempo conmigo y habitar mis espacios de esta manera. La verdad es que también he disfrutado mucho mi casa, los atardeceres, descubrir cómo es la luz en cada rincón, estar descalza todo el día, darme tiempo para crear cosas por mí misma, entender cosas y procesos que llevaba mucho tiempo viviendo pero sin poner plena atención. Detenerse ha sido bueno,y reconozco lo afortunada que soy por haber podido hacerlo, porque también me ha ayudado a darme cuenta de cosas a las que no quiero volver cuando esto pase.

Alejandro Mejía: Ha sido una experiencia intensa ya que Nueva York se convirtió en el centro de la pandemia a nivel mundial y aquí en Brooklyn, el miedo y la incertidumbre se hicieron parte de la vida diaria. Fue también el cambio de estación entre invierno y primavera, por lo cual la naturaleza se transformaba entre sonidos de pájaros, pero también las ambulancias que se escuchaban todo el día y al estar encerrados hace que pases por diferentes sentimientos como rabia, impotencia, incertidumbre y miedo. 

José Manuel Cravioto: Teniendo un hijo de tres años es lo que ha definido la agenda en el encierro. Los turnos para cuidarlo, jugar y enseñarle cosas son la manera como he vivido estos último meses. Pero en general, la describiría como un momento en el que el encierro me obligó a volverme a enfrentar conmigo mismo en distintos niveles.  La “incertidumbre” a la que nos hemos visto sometidos, se ha sentido como “algo malo”, pero para mí es definitivamente positivo; el enfrentarnos a incertidumbres emocionales, temporales, emocionales y económicas. 

Stefanie Reinhard: Durante la cuarentena en Berlín, traté de ejercitarme, hacer conciencia y evitar caer en las cosas que me distrajeran. Si nos sentimos inseguros o infelices, normalmente hacemos hacíamos algo y corríamos de eso. Estar solo te enseña a escuchar de nuevo a tus sentimientos y a conocerte un poco mejor. 

¿Qué te hizo aceptar la invitación para participar Arriba de las nubes?
Andrés Sánchez: Gabriel Mariño es un gran amigo y para mí un gran director, he trabajado en sus dos películas como compositor. Me gusta mucho su trabajo. Cuando me invitó, justo estaba en Troncones, Guerrero, en un retiro. Ante toda esta situación, me gusto la idea de no tener mi estudio conmigo sino pocos elementos, una cámara y mi estudio portátil. Se me hizo una gran idea plasmar varias grabaciones de viajes por el mundo que he echo a lo largo de mi vida, en una pieza sonora, escogiendo una imagen de un árbol hermoso frente al mar. Y esa idea me hizo pensar que iba perfecto para el proyecto.

Claudia Becerril: Me pareció una gran idea darle forma a algo que cualquier realizador, fotógrafo o creador hace todo el tiempo: registrar e interpretar todo lo que está a nuestro alrededor, y que en estas circunstancias pues resulta esencial. Sin embargo, el hacerlo en un proyecto conjunto me parece que además de darle forma, le da profundidad y existe la oportunidad de crear un discurso que hable de lo que nos está pasando en estos momentos de una forma honesta y creativa. Gabriel, además de ser mi amigo, me parece un ser muy sensible y un director muy inteligente y talentoso. Me encantó la idea de colaborar en su proyecto.

Alejandro Mejía: Me hizo aceptar esta invitación la conexión que tengo con Gabriel, creo que compartimos muchas cosas en común y me interesó la idea de reflejar la situación que estaba viviendo aquí en Brooklyn y poder experimentar con la intuición del momento y expresarlo a través de la cámara.

José Manuel Cravioto: En definitiva la invitación de Gabriel Mariño, gran amigo, director, colega, alguien que te dice súbete al barco y te subes, sin pensársela mucho. Cuando un colega, a quien respetas, te invita a una aventura como artista técnico, debes apoyar este tipo de movimientos, y si bien ha existido una cantidad enorme de experimentos, intentos, convocatorias y proyectos en todo el mundo, a este que me invitaron, la sensibilidad y experiencia de Gabriel fue algo motivador. 

Stefanie Reinhard: En una mano, quería trabajar con Gabriel desde hace mucho tiempo, así que fue muy natural. Además, este proyecto construyó una plataforma para expresar como me sentía.

¿Por qué crees que es importante documental en encierro?
Andrés Sánchez: Es sumamente importante lo que estamos viviendo como seres humanos, pensando y meditando. Como artistas, todo lo que ha pasado por nuestras mentes. Documentar esto es una belleza, cada uno de nosotros tiene mucho que decir de muchas maneras.

Claudia Becerril: Es importante; para empezar es un momento histórico para la humanidad entera, ninguno de nosotros pensó vivir un momento así; además de que tendrá muchas repercusiones a largo plazo en muchos aspectos. Por otro lado, como seres humanos es algo que nos confronta con muchas cosas, vivimos en un mundo muy acelerado y este frenón es muy fuerte para las personas, nuestra cotidianidad nos fue arrebatada de repente y el proceso emocional, psicológico, económico y social. Eso creo que es muy fuerte, muy importante y muy trascendente, sería imposible pensar que no es relevante documentarlo y sobre todo explorarlo de maneras creativas, pues creo que es un terreno muy profundo que hay que abordar.

Alejandro Mejía: Pienso que es importante porque ayuda a sobrellevar el momento y también es una manera de reflexionar sobre toda la situación actual en el planeta y por otro lado expresar lo que sentimos en esos momentos.

José Manuel Cravioto: Servirá en unos años para estudiar nuestro comportamiento. Es muy peculiar cómo hubo tantas maneras de reaccionar. En el pasado, cuando había una emergencia de encierro, una guerra o pandemia, no había que pensar ni en economía o psicología, era solo sobrevivir. O por ejemplo, en un porcentaje muy amplio era “pedirle a algún dios” que nos salvara. Hoy, la ciencia volvió a tener una importancia enorme, de los picos más importantes para la ciencia y el reto que tenemos como seres de ciencia. Y algo muy curioso es que en el encierro hubo un furor por conocer la opinión calificada o no, de “los demás”.

Stefanie Reinhard: El documental tiene un gran valor en la manera en que muestra que tan hermoso es ser creativo y cómo las voces de diferentes artistas puede encontrar una forma de manera natural. Muestra que entre nosotros nos podemos dar fuerza.

¿Qué fue lo que más disfrutaste de este ejercicio?
Andrés Sánchez:  Fue incursionar en todos esos recuerdos de viajes, mi grabaciones, grabaciones de aeropuertos, de calles, de idiomas, de pájaros, de ciudades, gente pasando, ruidos, sonidos del mar, que despertó varias historias nuevas en mi mente. Queriendo ser cada vez mas libre.

Claudia Becerril: Disfruté mucho darme el tiempo de observar cómo se estaba construyendo mi nueva cotidianidad, en donde estaba puesta mi atención; comenzar a observar mi casa desde otros ángulos y a la distancia me gusta también ver cómo eso se ha ido transformando, cómo de verdad se comienzan a habitar los espacios de una forma distinta. Me gusta pensar que lo que documentaría ahora sería totalmente distinto, porque ha pasado tiempo y han cambiado cosas en mí, entonces me gusta mucho que exista un registro de eso. Y por supuesto, también fue muy grato saber que siempre hay gente con la que puedes colaborar y crear cosas pese a todo, que es una necesidad que muchos compartimos y que es muy bonito hacer comunidad, aunque sea gente que no conoces.

Alejandro Mejía: Disfruté mucho volver a filmar algo por mí mismo y fluir con la intuición. La lluvia fue una gran fuente de inspiración y las calles vacías de mi barrio también.

José Manuel Cravioto: Revalidar material que ya tenía filmado. Tenía una colección de vídeos que siempre filmaba en distintos lugares del mundo, solo en mi celular, y siempre pensaba en guardarlos para usarlos en algún proyecto en un futuro, y la pandemia y Arriba de las nubes se convirtió en ese proyecto futuro, ahora presente. También que las horas de reflexión acerca de lo que quería realizar me llevaran a descubrir que una gran historia podría estar en un mensaje de voz anónimo de celular.

Stefanie Reinhard: Creer que es tiempo de transición para todos nosotros, en el que observamos cómo el mundo cambia bajo presión del COVID-19. Encuentro este documental de gran importancia para usar nuestras habilidades artísticas. También encontré una libertad absoluta para expresarme.

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising