Control Z, la nueva serie de Netflix México
Foto: Cortesía Natflix

Control Z, la nueva serie de Netflix México sobre el acoso virtual

El cast de la nueva producción de Netflix México nos cuenta cómo fue grabar esta serie y a lo que se enfrentaron en la primera temporada

Por Stivi de Tivi
Advertising

¿Qué sucedería si un hacker roba tus datos personales y amenaza con sacarlos para que los lean todas las personas que conoces? Ahora imagínate esta misma situación, pero teniendo 16 años. Sería una experiencia totalmente escalofriante, ¿no creen? De esto se trata la nueva producción original de Netflix México, Control Z, la cual nos lleva al prestigioso Colegio Nacional, donde los estudiantes más populares son acosados por un ser misterioso que quiere destruir sus vidas y solo Sofía, la chica rara, cuenta con los elementos para detener el caos y descubrir la identidad del hacker.

Platicamos con los protagonistas de esta producción juvenil: Macarena Garcia, Zion Moreno, Fiona Palomo, Ana Valeria Becerril, Michael Ronda, Yankel Stevan, Andres Baida y Patricio Gallardo sobre lo que veremos en esta serie.

Lo primero que me llamó la atención de Control Z es que tiene escenas fuertes y atrevidas, cuando leyeron el guion, ¿no se preocuparon por lo que tendrían que hacer?
Macarena García:
¡Sí, claro! A todos nos pasó, todos podemos coincidir que sí, y seguramente no has visto las escenas que estamos pensando.

Patricio Moreno: Voy a intentar no dar spoilers, pero es que para mí no hubo una escena sino muchas. Decía, ¿cómo voy a hacer esto? Y no era por pena, era por tratar de entender en mi cabeza cómo era posible que una persona pudiera hacer semejantes cosas. Ese era el desafío, encontrar la razón para hacerlas y que se vieran humanas, pero sí fueron un gran reto muchas escenas y le agradezco a los directores que las hayan puesto, porque fueron complicadas de leer, pero al hacerlas fluyeron un poquito más.

Andrés Baída: Bueno, mi personaje empieza con escenas fuertes luego, luego.

¿Cómo fue el rodaje de la escena del auditorio en el primer episodio? Me refiero al momento en que se rebela el primer secreto sobre Zion. ¿Cómo fue tu experiencia? 
Zion Moreno: La verdad fue intenso y abrumante. Afortunadamente ya teníamos un mes filmando, así que ye teníamos un relación familiar, por lo que fue muy bonito tenerlos a todos de apoyo, todos muy lindos; pero si fue abrumante. Grabar esta escena ha sido el mayor reto actoral para mi carrera. De muchas maneras fue liberador hacerla y dije: FUCK IT!!

Andrés Baída: Correcto. Fue algo fuerte, porque por más que quieres empatizar con alguien no puedes llegar y decir: Te entiendo. Nosotros como elenco, compañeros y amigos, la apoyamos en todo sentido. Estuvimos ahí para ella y si algo incomodaba a Zion, ahí estábamos. Le dimos todo nuestro apoyo.

Ana, tu personaje es totalmente distinto a todos los demás; antisocial, pero muy inteligente y siempre está examinando a todos. ¿Cómo creas a un personaje que pudo convertirse en una caricatura, pero que está bien aterrizado en la realidad?
Ana Valeria Becerril
: Antes de grabar tuvimos mucho trabajo de mesa, como de lectura de guion, y nos sentamos todos a platicar con el director de la serie y cada uno empezó a desmenuzar a los personajes, cosita por cosita. Algo que me sirvió mucho fue que creé una lista de música en spotify con canciones que Sofía escucharía, y antes de entrar a escena escuchaba las canciones y ese ejercicio me ayudaba mucho.

Lo que me gusta de Control z es el hecho de ver caras frescas y jóvenes talentos, ¿Cómo entraron al proyecto?
Macarena García: Mi historia es un poco rara porque yo no iba a hacer casting para esta serie, lo hice para otra y me fue súper bien. En ese momento estaba trabajando en otro proyecto (LIKE) y solo me dieron tres horas para ir a hacer la audición, ya que grabábamos todos los días. Salí de las pruebas muy contenta y me dijeron "oye, también estamos haciendo otro casting juvenil, ¿te interesa? Ven mañana", y yo de "imposible, porque no me van a volver a liberar (fue muy difícil obtener este tiempo libre), pero dame la escena y la aprendo de volada". Me dio la escena y a los cinco minutos ya estaba lista, solo me metí al baño para cambiarme de look e hice las pruebas. De ahí me volvieron a llamar y traté en todos los personajes. Me dijeron que ya me había quedado con el papel dos semanas antes de empezar a filmar la serie.

Andrés Baída: Yo la verdad me colé. Yo tenía un amigo que ya estaba en el proyecto entonces me dio el contacto de la persona que estaba haciendo casting y le dije "me presento, y aquí tienes mis fotos, si te late el perfil que padre y si no pues no pasa nada". Me pidió que fuera a la oficina la siguiente semana. Como estaba en el mismo proyecto que Macarena, pedí permiso para hacer el casting, y mi ventaja es que mi amigo ya me sabía qué cosas te pedían hacer en la audición, por lo que ya iba bien preparado y pues me quedé.

Yankel Stevan: Para mí fue un proceso largo de casi dos meses haciendo solo castings y después varios call backs hasta que ya di con el personaje. Aprendí mucho con los directores de la serie porque me ayudaron a encontrar facetas para un personaje que nunca había tocado antes. Interpretar a un mirrey fue chistoso y entender su trasfondo. Fue un proceso muy padre.

Michael, conocemos tu carrera como actor de proyectos familiares y ahora entras a uno que rompe totalmente con este esquema. ¿Tú lo buscaste o te buscó a ti?
Michael Ronda:
Siento que me hacía falta también tocar otras partes de mí como actor para comunicar otro tipo de cosas. Trabajar en Disney fue padrísimo y aprendí mucho, pero me considero un actor muy versátil y me divierte por lo que estoy muy contento de formar de Control Z, aunque esto no quiere decir que dejaré de hacer musicales familiares porque esto me sigue gustando, pero está padre descubrir cosas diferentes.

Existen muchísimas series con protagonistas adolescentes, pero pocas que se sientes reales o auténticas, y la suya tiene esto. ¿Cómo lo hicieron para lograrlo?
Fiona Palomo: Los creadores fueron fiel a la búsqueda que tiene cada ser humano en esa etapa, ya que somos adultos sin tanto tiempo de experiencia y vida. Es bonito que podemos mostrar las fibras humanas en momentos que se pueden convertir en un cliché o tocarlo de manera superficial. Contar esta atapa atreves del arte es muy bonito.

Recomendado: 10 estrenos imperdibles en Netflix para ver en junio. 23 razones para ver El último baile, el documental sobre los Toros de Chicago.

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising