El director de Tangerine, Sean Baker, nos cuenta sobre The Florida Project, su nueva película

El revolucionario guionista y director de Tangerine vuelve con una historia dolorosa, protagonizada por niños, por la cual Willem Dafoe está nominado a Mejor actor de reparto en la 90 edición de los Premios de la Academia

Foto: Cortesía Magnolia Pictures

En 2015, Sean Baker llamó la atención del mundo cinematográfico con Tangerine, su película indie de bajo presupuesto que trata de prostitutas trans en Los Ángeles, la cual rodó en su totalidad con un iPhone. Ahora, el guionista americano de 46 años está de vuelta con El proyecto Florida, otra historia compasiva sobre las vidas de extraños, por la que Willem Dafoe se ganó la nominación a Mejor actor de reparto en los Oscares.

Grabada cerca del hotel Magic Castle, cerca de Disney World, esta película enardecedora y dolorosa parece un cuento de hadas para niños, pero está basada en la severa realidad de la pobreza en los modernos Estudios Unidos. Pasamos la mayoría de la historia energética y colorida con Moonee (Brooklynn Kimberly Prince), de 6 años, y sus amigos que juegan, se pelean y hacen el tonto mientras que su madre, Halley (Bria Vinaite) lucha por mantener unida su vida. Logra ser divertida, perspicaz, emocionante y dolorosa a la vez. A propósito del estreno de esta cinta el 2 de marzo en México, platicamos con Sean Baker.

Nos das una visión del mundo desde el punto de vista de un niño con The Florida Project, pero no es estrictamente desde la perspectiva de un niño, ¿cierto?
Realmente no es. Es más como si se estuviera uno de los compañeros residentes del hotel, pasando un rato con los niños durante el verano. También dedico tiempo a los adultos para enriquecer la historia. Además, un descanso con los niños ofrece una pausa, pero es raro que haya una escena que es completamente sin niños.

¿Qué trampas utilizas para acercarnos al mundo de los niños?
Se trata del estilo de la película. Quería que el público sintiera como volvían a la infancia. Lo hago por medio de los colores, los cuales ya están saturados en Florida, con el cielo, la hierba y todo lo demás, simplemente los realzamos.

Tu reparto esta lleno de niños, ¿fue fácil protegerlos del lado oscuro de tu historia?
Tuvimos largas discusiones con los padres acerca de todo, pero el guion en sí mismo los protegió del tema: Brooklynn no sabra lo que pasaba con su madre en la trama de la película, incluso si se le pregunt. Sin embargo, ella no sabe que es un tema para adultos que ella entenderá algún día.

La mayoría de tu reparto es joven o sin experiencia, pero Willem Dafoe interpreta el dueño del hotel. ¿Eso ayudó mantenerlo unido?
Fue el pilar. La presencia de Willem recordó a todos que en realidad, rodábamos una película con una estrella de Hollywood y que deberíamos seguir siendo profesionales y mantener nuestro trabajo. Fue simpático y paciente, siempre dispuesto a experimentar. Me preocupó que un actor reconocible distrajera al público, pero un actor como Willem puede superar eso.

Comentarios

0 comments