0 Me encanta
Guárdalo

Entrevista con Wes Anderson

El director nos habla sobre su nueva película, El gran hotel Budapest, además de hoteles, maletines llenos de dinero y viajes en tren

Foto: Cortesía 20th Century Fox
De izquierda a derecha: Jude Law y Wes Anderson

Ese pelo cuidado, pero no tanto, a la altura de los hombros, ese grueso traje tweed, esos Clarks de tobillo... ¿Hay otro director vivo que se parezca más a un personaje de sus películas que Wes Anderson? Platicamos con el nominado al Oscar 2015 como Mejor Director.

Tus películas se reconocen instantáneamente. ¿Te preocupa repetirte?
Cuando estoy planeando, siempre pienso que voy a hacer algo completamente diferente a lo que he hecho anteriormente. Cuando acabo, la gente me dice que puede darse cuenta en 10 segundos de que es mío. Supongo que de manera deliberada podría hacer algo diferente, pero incluso si intento cosas nuevas, tienen un vínculo muy fuerte con mi trabajo anterior.

Hay un video en internet sobre cómo sería Star Wars si tú la dirigieras. Es básicamente Rushmore pero con Chewbacca en una moto vintage. ¿Ves esas cosas?
He visto algunas. Edward Norton hizo algo para Saturday Night Live, que era como una película de terror. Me sorprende que se molesten en hacerlas. Al mismo tiempo, pienso que yo podría conseguir que diera más miedo. Me gustaría tener la oportunidad de hacer la parodia yo mismo y ver qué sale.

¿No es un cumplido increíble que la gente te diga que tienes un estilo propio y definido?
Es un cumplido increíble a menos que se refieran a que sólo tengo uno.

El gran hotel Budapest es tu película más divertida hasta la fecha. Ralph Fiennes hizo que me retorciera de la risa. ¿Qué te hizo pensar que podía ser gracioso?
Estuvo muy divertido en la película In Bruges y en la obra de teatro God of Carnage. Hacía tiempo que quería trabajar con él. Lo conocí hace 10 años en casa de alguien; fui a la cocina y ahí estaba sentado. Es un hombre intenso, un actor del método. No he trabajado con nadie igual.

Viviste con el reparto en un hotel mientras rodaban.
Sí, ocupamos un hotel pequeño en la ciudad de Görlitz, en Alemania. Teníamos un cocinero que conocía de Italia. Cenamos juntos todas las noches durante la filmación; eran pequeñas fiestas y casi todo el mundo tomaba.

Leí que le llevaste 10 mil euros a Bill Murray en una maleta desde el Festival de Cine de Venecia hasta Roma en tren. ¿Es cierto?
Es verdad. Era para un hombre llamado Luigi y era la renta pasada o un depósito para un departamento que Bill rentó, pero debo decir que no es muy complicado llevar 10 mil euros. ¡No ocupa todo el maletín!

Eres originario de Texas, pero vives en París. ¿Podríamos decir que eres un estadounidense exiliado en Europa?
Hace ya algunos años que no vivo en Estados Unidos. Tengo un departamento y una oficina en París, y mi novia tiene una casa en Kent, Reino Unido, así es que vamos mucho allí. Sin embargo, en París me siento como si fuera un extranjero. No creo haber asimilado ni mi cultura ni la de ellos, y mi francés nunca fue muy bueno.

Lee nuestra reseña

El gran hotel Budapest

El director texano quiso hacerse el mejor de los homenajes, la mejor de las repeticiones. Aquí volvemos al mundo kitsch y hermético de sus películas, en lo que es hasta ahora el culmen de su estilo.

Leer más

Comentarios

0 comments