Francisco Rubio en Bardo
Foto: Cortesía Netflix

Francisco Rubio acompaña a Daniel Giménez Cacho en Bardo, Falsa Crónica de unas Cuantas Verdades

De Clase 406 a Bardo, platicamos con el actor sobre su experiencia trabajando en la nueva película de Alejandro G. Iñárritu

Stivi de Tivi
Escrito por
Stivi de Tivi
Publicidad

El actor Francisco Rubio empezó su carrera en la telenovela de Televisa, Clase 406, un fenómeno juvenil que le dio entrada para conseguir más personajes secundarios, pero eso no lo detuvo y siempre estuvo combinando la televisión con el teatro y cine. 

20 años después fue elegido por el cinco veces ganador del Oscar, Alejandro G. Iñarritu para interpretar a Luis Baldivia, personaje que le dirá todas sus verdades a Silverio (Daniel Giménez Cacho), el protagonista de Bardo, Falsa Crónica de unas Cuantas Verdades.

Durante la premier del nuevo filme de Iñarritu en la vigésima edición del Festival Internacional de Cine de Morelia, platicamos con Rubio sobre este trabajo que le roba las escenas al respetado Giménez Cacho. 

Varios actores de Bardo me contaron que por meses hicieron el casting a ciegas, es decir no sabía que era, ni quien la dirigía, nada, solo hicieron las pruebas, ¿Te sucedió lo mismo?
No, nada, yo no sabía nada. Fueron cinco meses de audición y cómo al final fue que me enteré. Hice pruebas para muchos personajes y luego escenas emocionales. Yo no tenía idea de que iba ni nada. Tres meses después de los callbacks empezaron a circular los rumores de que era la nueva producción de Iñarritu y menos mal porque imagínate que entrará al cuarto y me lo topará ahí sentido. Ese día que lo conocí estaba nervioso y él se encargó de hacerme sentir en paz y seguro, empezó con una plática sencilla y luego me hizo preguntas personales como para irse conociendo.

Tus escenas están cargadas de diálogos largos y directos en contra de del protagonista de la película, ¿Te aprendiste todo el texto o tenías apuntador?
Las debía tener aprendidas de memoria y bien ensayadas porque a Alejandro le gusta jugar con las velocidades, súbele por acá, bájale por este lado, tenía entonces que tenerla de memoria, lo que me ayudó fue la pandemia porque me la pasé toda la pandemia aprendiéndome el texto, ya tenía los diálogos desde el casting por lo que lo tenía muy claro. Demandaba mucha energía y demandaba mucho entendimiento, comprenderlo y saber de donde venia tanto veneno emocional que estaba dando, tanta mala onda que tira este Luis Baldivia. 

Yo te conocí en Clase 406 y ahora verte en Bardo comiéndote cada momento en que sales a cuadro me dio emoción, ¿Qué significa este trabajo en tu carrera?
Tantos sueños por cumplir hace 20 años y cada paso que he dado tiene sentido, todo ha sido para algo. Cuando estábamos los tres en ese set en verdad volteaba a todos lados y decía: he sembrado donde he tenido que sembrar, he estudiado donde he tenido que estudiar y le doy gracias a la vida de poder estar cumpliendo este sueño.

Platícame sobre el rodaje de tus escenas en ese set tan gigantesco con miles de extras.
Imagínate, fueron mis primeros llamados, cuatro días de rodaje con 25 emplazamientos y 10 tomas por emplazamiento. Ese monólogo me lo aventé como 300 veces. Como te digo lo debía tener claro para que las cámaras que estaban por todos lados no me distrajeran. Era repetir, repetir y repetir. La atmósfera que Alejandro puso en el set, él se adueñó de ese set y era quien decidía los cambios, ahora que pasé por acá la cámara y se vaya por allá. Francisco agarra el café de esta Alejandro abría su vida para nosotros y tenemos que entregarnos igual. Para mi verlo trabajar fue como estar en Disney. Se inmiscuye en todo, no deja de lado nada. Además de que siempre se preocupa por sus actores, a mí me preguntaba todo el tiempo cómo me sentía, si deseaba hacerla de otra manera, si quería agregar algo. A mí me ha tocado trabajar con directores que te mandan al asistente a darte indicaciones y no aquí Alejandro dirigía a extras, a todos, él estaba ahí controlando todo. No me tocó ver a alguien en pose, de hecho, la primera vez que lo conocí estaba en el set Eugenio Caballero, Giménez Cacho y a Alejandro, ellos buena onda haciendo su trabajo, sin presumir ni hablar de sus logros.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad