Kai, la coreógrafa detrás de los bailes de Encanto
Foto: Cortesía Disney+

Kai, la coreógrafa detrás de los bailes de Encanto

Platicamos con la bailarina detrás de los increíbles bailes colombianos de Encanto

Stivi de Tivi
Escrito por
Stivi de Tivi
Publicidad

Kaity Martínez, mejor conocida en el medio de la danza como Kai, nació en New York. De padres colombianos, comenzó su carrera en una obra escolar musical y de ahí no ha parado de trabajar en comerciales de importantes marcas como McDonalds o Hard Rock Café y coreografiado videos los videos de estrellas como Kendrick Lamar, Charli XcX y Paul McCartney. Ahora, Kai empieza una nueva aventura ya que fue contratada para ser la consultora de animación coreográfica de la película animada Encanto, sobre la familia Madrigal que vive en Colombia y tiene poderes mágicos. Este filme es producido y creado por el galardonado Lin-Manuel Miranda. A propósito del estreno de Encanto en Disney+, platicamos con Kai Martínez.

Recomendado: Reseña de la película Encanto.

Encanto en la película número 60 de Disney, ¿Alguno de sus filmes te marcaron al crecer?
Crecí con El rey león, Aladín, La bella y la bestia y La sirenita. Esos filmes son los que se quedaron conmigo de niña. Cuando estaba en la escuela, me metí a la obra de El rey león porque me sabía cada línea y canción. Yo era de las que tenía los cassettes de todas esas películas y recuerdo que estaba enamorada de Robin Williams porque era la voz del genio. Estas películas tenían la magia de llevarme a su hermoso mundo y me hicieron creer que existía un universo gigantesco que yo quería conocer y ahora formar parte de él, ¡Es una locura!

¿Te emocionaste cuando te dijeron que Encanto se desarrollaba en Colombia?
Absolutamente. Cuando a mí me dijeron sobre esta película dije: Tienes que estar loco, ¿Colombia? ¿En verdad? No es normal para nosotros porque no crecimos con eso, no crecimos sentidos representados en el cine. Cuando vi Coco fue algo muy especial a pesar de que está situada en México; era sobre nosotros, nuestro color de piel, nuestros ritmos. Que hermoso es poder estar representados en una plataforma como la de Disney y cuando me dijeron que si quería forma parte de ella, lloré y lloré de emoción porque capté que estaba formando parte de algo más grande que yo porque es un filme que me hubiera encantado ver de niña sin saber que lo quería ver, ¿Me explico? Y bueno es una película para el futuro porque colombianos, mexicanos, latinos dirán: esa es mi música, mi sangre, mi color. 

¿Cómo es que entras a trabajar en esta película?
Lo mío fue un ejemplo de trabajar, concentrarse en hacer lo mejor que puedes y no detenerte para que todo solo se alinee en el momento perfecto porque yo había trabajado previamente con el coreógrafo Jamal Sims en la película Live Action de Aladdin. Él es alguien muy respetado en el medio. Cuando le ofrecieron este proyecto quería autenticidad y movimientos colombianos entonces se me acercó para invitarme a formar parte y me siento bendecida porque además tuve la oportunidad de hacer investigación extensa sobre la diferencia de los bailes colombianos que existen, los ritmos y la cultura. Contratamos muchos bailarines de distintas regiones para que nos enseñaran todo haciendo de esto una aventura gigantesca. Cuando eres latino y haces un filme sobre latinos con talento latino la autenticidad nos sale natural sin tener que forzarla, ahí está.

 ¿Cuéntame cómo fue trabajar con el departamento de animación?
Eso fue nuevo para mí porque pues yo soy bailarina y no había trabajado nunca con ellos. Me siento orgullosa que ambos lados, el bailarín y el de animación creamos un puente para poder estar conectados. La primera vez que estuvimos cerca tuvieron que romper las reglas de los animadores porque en lugar de solo observar tuvieron que involucrarse bailando para entender los movimientos corporales y eso les ayudó ya que deseaban hacer un lenguaje corporal. Yo me muevo con mi cuerpo y ellos se mueven con la computadora, pero cada parte del cuerpo es específica a la hora de querer acentuar algo al bailar para que ellos supieran que parte del cuerpo del personaje tuvieran que mover. Otra cosa distinta que todos hicimos fue tener que hablar con sonidos porque en el baile entendemos el beat y lo que quiere decir cada uno y son movimientos que no puedes decir primero este paso y ahora este junto con este, es sentirlo. Yo trataba a todo el equipo de animadores como bailarines y les decía: el hombro tiene que moverse siempre que se escuche este sonido y la cadera con este otro aunque estén haciendo una coreografía específica. Lo mejor es que al final varios me pidieron que hiciera una clase de baile porque sentían que ya podían hacerlo y querían aprender por diversión.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad