Julia Ducournau
Photograph: Abaca Press / Alamy Stock Photo

La directora francesa Julia Ducournau vuelve con Titane

Después de hacernos sufrir con su película Voraz, regresa con un viaje salvaje lleno de violencia extrema

Phil de Semlyen
Gil Camargo
Escrito por
Phil de Semlyen
Traducido por
Gil Camargo
Publicidad

Cuenta la leyenda que en el Festival Internacional de Cine de Toronto 2016, paramédicos tuvieron que entrar a una sala de cine para auxiliar a dos personas. Ambas se desmayaron al ver las explícitas escenas de Voraz, ópera prima de la cineasta francesa Julia Ducournau. Esto es lo que dice Wikipedia y los rumores de corredor. Sin saber a ciencia cierta si es real o no, lo que sí pasó fue que este suceso puso en la mira el trabajo de la directora.

A cinco años del impacto canibal, Julia presentó este año Titane en el Festival de Cannes, cinta sobre una asesina-amante de un coche (así es) que le hizo ganar la Palma de Oro y que llegará a las salas de la CDMX el 2 de diciembre —para los sádicos que les gusta recibir el Año Nuevo con sangre—. Motivo por el que buscamos a la cineasta para platicar de esta emocionante y sangrienta película.

Comencemos con la escena de la nariz. Me tuve que tapar los ojos.
Es menos violento de lo que parece. En el momento en que se rompe la nariz con el borde del fregadero, en realidad son dos tomas de lo mismo: hacemos una toma en la que se mueve hacia abajo y otra después cuando se aleja y lleva una prótesis nasal. Usamos VFX para mezclar las dos tomas. No se rompieron narices durante la realización de esta película.

Dicen que alguien se desmayó durante una proyección de tu debut en Voraz. ¿Cuál es la reacción más extrema que ha tenido hasta ahora con Titane?
No estoy en las redes sociales, así que no lo sé. Había una niña que vino a abrazarme y lloró en mi hombro. Entiendo cómo puedes reaccionar ante una obra de arte que te hace cuestionar tu visión de ti mismo (puede ser abrumador), así que traté de ser lo más tranquilizadora posible. Pero los desmayos, ¿no son un poco viejos?

Titane es una historia de aceptación y sobre el género fluído. ¿Qué tan personal es para ti?
Obviamente no es una autobiografía, pero en mis películas, estoy en todas partes. No creo que tu género te defina como ser humano. La forma que los estereotipos de género intervienen en las interacciones que tienes con otras personas es terrible, y quería imaginar un mundo en el que el espectro de lo que es ser humano sea mucho más amplio.

Se ha comparado con Crash de Cronenberg. ¿Hay alguna película menos conocida que te haya inspirado?
Me encanta Un día muy particular (Ettore Scola, 1977) con Sophia Loren y Marcello Mastroianni. Él es gay y ella es heterosexual, pero se aman por lo que son. Es una película hermosa.

Ganaste la Palma de Oro y se anunció accidentalmente al comienzo de la ceremonia de Cannes. ¿Cómo te sentiste?
¡Fue un viaje salvaje! Pero en retrospectiva, estoy súper feliz de que haya sido así. Habían pasado dos años desde el último Cannes y se sentía como una gran máquina que tenía que reiniciar y era un poco torpe. Hubo errores, pero al final fue realmente identificable. Incluso cuando me llamaron por mi nombre, todavía pensé que era un error.

¿Qué hiciste con tu premio?
No he estado en casa. Si se meten a robar no quiero que lo encuentren así que lo escondí en un lugar remoto de mi apartamento. Estoy paranoica.

¿Qué sigue para ti? ¿Te interesa Hollywood? ¿Podrías hacer una película de Julia Ducournau por 200 millones de dólares?
Con 200 millones, ¿puedo hacer mi película? ¡Puedo hacer diez películas con eso!

Hollywood tiene cierto estilo. ¿Estás interesada en hacer ese tipo de películas?
¿Te refieres a cosas de Marvel? Por supuesto, estoy interesada en hacer películas en Estados Unidos. Para mí, lo mejor sería estar entre Estados Unidos y Europa, y seguir haciendo lo que hago en Francia, porque en Francia este uso del género es un mundo nuevo para nosotros, así que hay margen para profundizar un poco más; mientras que en Estados Unidos está más formado, hay más directores. Pero me encantaría trabajar con algunos actores y actrices que me gustan. Con las películas de superhéroes, he tenido tantas preguntas que me pregunto por qué se preguntan tanto: ¿significa que para ti es un rito de iniciación obligatorio? ¿Algo que tienes que hacer? Es una pregunta que no tiene una respuesta real porque depende de la película, las personas que están detrás y todo eso.

Solo porque es una trayectoria que algunos cineastas independientes han tomado en los últimos años, y cuando tienes una Palma de Oro y dos películas aclamadas detrás de ti, el teléfono —obviamente— comienza a sonar. Existe un interés en cuánto desea responder esas llamadas y qué tan conectado se siente con esos mundos.
Bueno, para responder a tu pregunta, creo que me interesaría llevar mi firma realmente orgánica a estas películas que no son orgánicas en absoluto. Y si la gente me permitiera hacer eso, entonces podría divertirme con esto.

Por último, Titan presenta una escena en la que alguien da CRP mientras canta “La Macarena”. ¿Crees que vuelva a las listas de popularidad?
¡No estoy segura de tener este poder! Hay dos canciones que sirven para CPR: “Stayin’ Alive” de los Bee Gees, que me hubiera costado todo el presupuesto de mi película, y “La Macarena”, que tampoco es barata pero no son los Bee Gees. Es tan divertido que tuve que convertirlo en una escena cómica. No se puede hacer “La Macarena” en serio.

Nuestra reseña de Titane

  • Cine

⭑⭑⭑⭑✩

Infamemente, la primera proyección del drama sobre una joven canibal de Julia Ducournau, Raw, hizo que varios miembros de la audiencia buscaran atención médica después. Mi consejo para los cinéfilos sería reservar una estancia en un hospital mientras se proyecta su nueva cinta. El primer acto de Titane es una guerra relámpago de salvajismo que debería tener a los cines pensando en condimentar sus palomitas de maíz con sales aromáticas. A los goreheads les encantará, pero los aprensivos deberían aguantar, porque lo que sigue es una visión deslumbrante, horrorosa, tierna, a menudo brillante, en ocasiones desconcertante y siempre salvajemente singular de vidas y cuerpos en transición.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad