Cry Macho
Foto: Cortesía Warner Bros. Pictures

Natalia Traven participa en Cry Macho, la nueva película de Clint Eastwood

La actriz mexicana nos contó cómo fue trabajar con la leyenda del cine en su nueva película

Stivi de Tivi
Escrito por
Stivi de Tivi
Publicidad

La película número 42 de Clint Eastwood como director ha llegado a la cartelera mexicana. Cry Macho nos presenta la historia de Mike, un criador de caballos retirado (Eastwood) que tiene que realizar un viaje a México para ir por el hijo de su antiguo jefe.

En el camino de regreso, Mike y Rafael (Eduardo Minett) se enfrentarán a varias circunstancias que los irán uniendo, creando un vínculo padre e hijo. El filme cuenta con talento mexicano como Natalia Traven, quien interpreta a Marta, una mujer fuerte y decidida que logra llamar la atención del protagonista. La actriz platicó con nosotros sobre trabajar en esta película junto a la leyenda del cine Clint Eastwood.

¿Cuéntame cómo empezó todo?
Natalia Traven: Recuerdo que era plena pandemia y para mantenerme ocupada le pedí a mi agente que me mandara castings de lo que fuera para hacerlos y con suerte salía trabajo, pero lo hacía más que nada para estar ocupada. Me llega un guion de Warner que venía en inglés y me pedían que improvisara o dijera mis partes en español. Me preparé, lo hice, lo mandé y pasó mucho tiempo,  hasta lo olvidé. Semanas después me dijeron que si podía hacer otra prueba y luego otra, eso ya fue rápido porque al poco tiempo me dieron el papel y me pidieron volar a Alburquerque casi al día siguiente. Recuerdo que mi primera reacción fue que no podía porque la pandemia, pero mi agente me dijo que estaba loca y ahí fue como: claro, no sé qué estaba pensando. Agarré mis cosas y me fui.

¿Eres fan de Clint Eastwood?
Natalia Traven: Conocía su carrera porque es imposible no conocer a Clint Eastwood si trabajas en este medio por todo lo que ha aportado a la industria, como director y actor. No he visto todas sus películas, pero sí las más importantes y me encanta Los puentes de Madison (1995), es una de mis favoritas.

¿Cómo fue actuar como la enamorada de su personaje?
Natalia Traven: Es algo que aún no puedo creer, de verlo bailar y abrazar a Meryl Streep a bailar conmigo y abrazarme es algo que ni en mis sueños más locos se me hubiera ocurrido. Estoy agradecida de tener la oportunidad y sobre todo de conocer el lado humano de esta icónica figura del cine. Es un caballero amable y simpático.

¿Cómo es la experiencia de ser dirigida por Eastwood?
Natalia Traven: Conviví más con su lado de actor que de director, tiene un gran colmillo y sabe cómo controlar todo sin tener que partirse en tres. Cuando hacíamos nuestras escenas juntos él solo se enfocaba en actuar porque ya había dejado todo lo demás listo para solo actuar. Un par de veces si me dijo: oye vuelve a repetir esta escena por favor para tenerla de varios ángulos o gesticula más aquí ya que será un close up, fuera de eso me dejó hacer mi trabajo sin complicaciones.

¿Cómo fue la convivencia en el estudio?
Natalia Traven: Platicábamos mucho entre escenas, me llegó a contar sobre su vida antes de ser actor, cuando fue reclutado en el ejército, sus inicios como actor, el tiempo que vivió en Italia. De hecho, le encantaba hablar en italiano conmigo porque de cierta manera el español y el italiano son parecidos y nos entendíamos bien. Me gustaba escuchar las historias de su vida.

¿Cómo fue la experiencia de trabajar durante la pandemia?
Natalia Traven: Me sentí tranquila porque todo lo tenían controlado. Antes de entrar al set, en la mañana, me hacían prueba de covid. Hacían una cada dos días. Las comidas eran mesas gigantes en la que tú te sentabas de un lado y la otra persona bastante lejos para cuidar la distancia y cuando se acaba tu jornada laboral te encerraban en tu cuarto de hotel. No podías salir para nada ni para ir a la tienda, si quería algo les marcaba a los de la producción y me lo mandaban hasta ya sanitizado. No voy a negar que fue muy cómodo pedirles hasta el super, mi comida, todo. Cuando recién llegué me acuerdo que como me dijeron que las reglas eran no salir pues se me ocurrió ir a la farmacia para comprar cositas que iba a necesitar estando ahí y que me regañan los de producción por hacerlo, entonces ahí vi que tenía que cumplir las reglas al pie de la letra. Fuera de eso me sentí bastante protegida.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad