Natalie Erika James, directora de Relic
Foto: Cortesía Calouma Films

Natalie Erika James debuta con Relic: Herencia maldita

La directora australiana aborda las enfermedades degenerativas a través del horror. Platicamos con ella sobre su ópera prima

Gil Camargo
Escrito por
Gil Camargo
Publicidad

Más allá de los zombies, posesiones diabólicas y asesinos seriales, ¿qué es lo que realmente nos aterroriza? El susto que nos generan los eventos paranormales pasa tan rápido como las películas que vemos, pero ¿qué sucede con los miedos que tenemos bien escondidos?

La joven directora australiana, Natalie Erika James hace su debut con Relic: Herencia maldita una cinta que hurga por el miedo a perder a alguien que amamos. Platicamos con ella sobre el origen de esta idea, sus película de terror favorita y la dinámica como directora.

Recomendado: 10 películas de terror contemporáneas que tienes que ver.

¿Por qué recurriste al terror para hablar del Alzheimer?
Por muchas razones. Soy una gran fan del terror, particularmente es el género perfecto para hablar del miedo. Para mí, la experiencia de perder a alguien que amo; de verla, no conocerla y sentir que es otra persona, fue muy terrorífico. En una escala más grande, la muerte de tus padres te produce este miedo existencial. Así que fue la mejor manera de contar una historia con este género, por ser muy visceral.

¿Cuáles fueron los retos de llevar un tema tan personal a una película de terror?
Diría que el reto está al escribir el guion, porque tienes que recordar cosas muy desagradables. No solo cómo te relaciones con tus abuelos, sino contigo mismo. Eso fue muy fuerte. Tengo mucha suerte de trabajar con otros escritores, lo que fue de gran ayuda para no estar sola en ese proceso. Muchos artistas tienen que explorar sus propios dolores. Es una parte natural del proceso, muy confrontador.

Esta es tu primer largometraje, ¿cómo fue esta experiencia?
Pasaron seis años desde que comencé a escribir hasta que terminé la película. Toma mucho tiempo; mucho en el proceso de escritura y en el desarrollo. En Australia tenemos fondeo del gobierno para escribir y producir. Conocí a mi productor en la escuela; cuatro años después de que terminé comenzamos a trabajar en Relic: Herencia maldita.



Las protagonistas son tres actrices de diferente edad y experiencia. Cuéntanos acerca de tu trabajo con ellas.
El trabajo del director es proveer ese lugar seguro para que los actores se sientan igual. Eso te permite correr riesgos y avanzar. Para mí era importante tener discusiones amigables con el fin de conocer qué necesitaban y tratar de darles lo que pedían. Cada actor es diferente. No tuvimos mucho tiempo para ensayar, pero hablamos de los fundamentos de los personajes y sus relaciones.

¿Eres una directora que está abierta a comentarios o te apegas a lo que dice el guion?
Tengo un acercamiento colaborativo. En entrevistas que hemos hecho, el cast ha dicho que soy una directora muy específica. Al mismo tiempo disfruto la forma en que ellos interpretan a los personajes y tratan de encontrar su personalidad, dándoles la libertad de que trabajen como ellos quieren.

Cuéntame sobre las locaciones. ¡La casa es todo un personaje!
Para la casa fueron tres locaciones; dos casas reales y un estudio donde hicimos los pasillos de la planta alta que se conectan y el laberinto. De hecho, rebasamos el presupuesto; al inicio el lugar iba a ser más grande de lo que fue. Al final solo hicimos dos pasillos grandes. Mi diseñador de producción los creó para que los pudiéramos utilizar de diferentes maneras y hacerlos ver como lugares distintos. Logísticamente fue una pesadilla, pero hicimos que funcionara.

La cinta avanza como un drama de terror, ¿cómo lograste este equilibrio?
La emoción es muy importante. Nunca fue nuestra intensión demonizar a personas con Alzheimer. Una de las razones de la película es mostrar la importancia de la conexión familiar al enfrentarse a esto. Por esta razón tuvo que ser así, de otra manera no me hubiera sentido cómoda. El horror japonés tiene mucha empatía con los fantasmas, así que decidí mantener esa perspectiva.

Como fanática del terror, ¿qué películas nos recomiendas?
La última que vi fue Saint Maud de la directora Rose Glass. La disfruté mucho.

Recomendado
    También te puede gustar
      Publicidad