Rodrigo Santoro en Proyecto Power
Foto: Cortesía Netflix

Proyecto Power la nueva película de acción de Netflix

Netflix presenta un nuevo universo de superhéroes protagonizada por Joseph Gordon-Levitt y Jamie Foxx

Por Stivi de Tivi
Advertising

⭑✩✩✩✩

Lograr la perfección humana es el gran sueño de la humanidad y más si se puede obtener de una manera que no cueste trabajo o sacrificios, que sea tan sencillo como tomarnos una pastilla. Esta idea lleva años seduciendo a Hollywood y por eso tenemos historias como Limitless (2011) o Lucy (2014), en la que los protagonistas obtienen habilidades inhumanas al ingerir sustancias. El 14 de agosto la plataforma de streaming más famosa del mundo estrena Proyecto Power, una película que juguetea con este argumento

Robin (Dominique Fishback) es una adolescente afroamericana que vive en un barrio pobre de Nueva Orleans y para sacar adelante a su familia trafica una nueva droga, que te da habilidades especiales durante cinco minutos. Además, ayuda al policía Frank (Joseph Gordon-Levitt). Su vida se cruza con la de Art (Jamie Foxx), quien está buscando a su hija después de fue raptada por los creadores de la droga. Así, los tres personajes se unen contra el dealer Biggie (Rodrigo Santoro).

En estos momentos, Netflix ya no es ajena al nivel de producción de una película de acción porque, desde hace un par de años, han estrenado filmes de este género con la manufactura que se exige: grandes figuras del cine, secuencias de acción que te dejan sin aliento, efectos especiales trabajados (en algunos casos) y un diseño de sonido bien cuidado. Tienen todos los elementos menos el más importante: el guion.

Sé que no podemos esperar una historia que enorgulleciera a Pier Paolo Pasolini en este tipo de películas, pero sí que tenga congruencia con lo que presenta y que las cosas no sucedan nada más porque al guionista le dio flojera pensarle un poquito más. Por ejemplo, te dicen que esta píldora te da habilidades de animales porque viene de ellos, ajá y… ¿Cómo es que la hicieron? ¿Por qué cada cuerpo reacciona de distinta manera? ¿Por qué solo cinco minutos? Con una pequeña explicación estaríamos complacidos para seguir disfrutando lo que vemos, pero estas cuestiones y otras más empiezan a saltar, y al final estás desconectado del filme.

Al principio te venden una película que tratará sobre la pobreza a la que se enfrentan las minorías en Estados Unidos y las adicciones, hasta que presenta la guerra de la policía contra el narco y tristemente todo esto se olvida a los 15 minutos, convirtiéndose en un disparate que solo aceptas por el carisma de Jamie y Joseph, a quienes tampoco le crees que confíen el uno del otro a los cinco minutos de conocerse. Si bien Proyecto Power no es la peor película del año, carece de emociones. No voy a necesitar una píldora para olvidarla, pero sí me hubiera gustado tomarme una para que esa hora con cincuenta y tres minutos que dura se fuera más rápida.

Proyecto Power Dir. Henry Joost y Ariel Schulman. Estados Unidos, 2020. Con Dominique Fishback, Joseph Gordon-Levitt, Jamie Foxx y Rodrigo Santoro. Netflix. Estreno: Viernes 14 de agosto.

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising