Billie Eillish: The Worlds A Little Blurry.
Foto: Cortesía AppleTV+

R.J. Cutler, el director detrás del documental Billie Eilish: The Worlds a Little Blurry

El cineasta nos contó sobre cómo fue hacer un documental sobre Billie Eilish y su experiencia con la familia O´Connell

Por Stivi de Tivi
Advertising

Nadie se imaginó que una joven de 16 años revolucionaria la industria musical como lo hizo Billie Elish Pirate Baird O´Connell, quien antes de sacar su primer álbum en 2019 ya era un fenómeno viral. Ahora con cinco Grammys bajo el brazo, la nueva canción de James Bond y 76 millones de followers en Instagram llega el documental Billie Eilish: The Worlds a Little Blurry, que nos lleva al proceso de creación y grabación de su primer álbum When We All Fall Asleep, Where Do We Go? Y al mismo tiempo a ver cómo una adolescente empieza a convertirse en la figura más famosa del mundo.

Para conocer más sobre este documental, biscamos al director R.J. Cluter, quien nos cuenta sobre el procedo de ver crecer a Billie y plasmar la creación de uno de los mejores discos que se han escuchadon en el siglo XXI.

Recomendado: 10 documentales sobre bandas.

¿Existe alguna fórmula para hacer un documental sobre un artista que está empezando su carrera?
La fórmula es confianza. Necesitas que el individuo confié en ti y entender que la confianza no es algo que sucede de la noche a la mañana, es como una relación. Los fundamentos de la historia le pertenecen a ella y no a ti. Tú no eres el protagonista, esa es la clave. Todo lo que quiero es poder ver y eso les digo cuando conozco a las personas: espero ganar tu confianza. Es muy sencillo aunque es difícil de entender para algunos. Por esta razón no me gusta hacer entrevistas con la figura sentada, porque al final es lo que el director quiere que digas, quiero que hables de esto o del precio de la fama, pero esa no es la historia de lo que trata. Es sobre una joven mujer creciendo que a la vez es bastante famosa y eso es algo complicado, porque crecer de por sí es difícil.

El documental sigue las reglas del cinéma vérité, en el que la cámara sigue a los protagonistas y el autor no influye en los procesos narrativos, ¿es lo que estabas buscabas?
El cine vérité permite ver la vida con su propia narrativa y como resultado obtienes cine. No es Wikipedia con fotos, que es lo que últimamente vez en varios documentales. La gente en mi trabajos ha llegado a decir que desea más información, les hizo falta eso y  les respondo: búscalo en internet, el mundo está lleno de información si te interesa un tema puedes investigarlo. Lo que no encuentras ahí son los latidos de una mujer joven quien es una extraordinaria artista y a la vez una buena hija que está tratando de encontrar su camino y de eso va la película.

¿Cómo y cuándo fue tu primer encuentro con la familia O´Connell?
Los conocí porque me invitaron a ir a su casa en el verano de 2018 que fue tres meses antes de empezar a filmar y decidí al momento de conocerlos que sería muy buena idea hacer el documental. Me convencí porque seguido voy a muchas juntas y no siempre me siento seguro, porque al final es un gran compromiso ya que es mucho tiempo poder hacer un filme porque entregas tu corazón y alma. Fue una gran oportunidad y amé el trabajo que hice, pero antes de decirme por un nuevo proyecto deseo sentirme tan inspirado como me sentí al conocer a Billie y a su familia. De inmediato supe cuál era la historia: jóvenes artistas creciendo. Su familia fue calurosa y auténtica. Ella y su hermano Finneas tuvieron una pequeña discusión enfrente de mí sobre lo que significa estar enfrente de las cámaras todo el tiempo. Ellos me convencieron y salí diciendo que si ellos quieren hacerlo, yo quiería hacerlo. Al día siguiente me hablaron para decirme que sí aceptaban.

En la película vemos que Billie Eilish está muy involucrada en la dirección de sus videos y si algo no le gusta lo dice, ¿fue difícil trabajar con ella?
Ella es exigente con sus directores de videos, pero conmigo fue fácil. En su carrera, Billie es quien manda con excepción del documental, cuando la conocí en el jardín de la casa de sus papás le dije mis reglas: yo tengo el control o no podría aceptar hacerlo de otra forma. ¿Sabes? No quería hacer una película en la que no tuviera el control y ella tampoco quería que yo la hiciera sin que tuviera control. Aparte, ella está muy ocupada siendo la artista tan importante que es, lo último que ella quería hacer era dirigir un documental. Fue bastante respetuosa con mi trabajo.

¿Cómo fue el proceso de edición para llegar a los 140 minutos que dura el documental?
Pasamos 14 meses solo editando el filme, entonces fue muy largo. La primera vez que juntamos todo el material que nos gustaba teníamos 27 horas. La primera edición fue de 17 horas para al final convertirse en algo de 10 horas, ahí fue lo difícil. Lo bueno es que encontramos la estructura entonces no fue difícil continuar con eso. ¿Cocinas? Porque nuestro proceso fue como hacer reducción de salsa, vas quitando y quitando hasta quedarte con una sola salsa con todos los sabores unidos. Antes teníamos una sección para presentaciones otra para cuando estaba con la familia otra para cuando veía fans y ahora yo solo veo una película con todos esos elementos unidos.

¿Cómo describirías tu relación con la cantante?
No sé cómo especificar la naturaleza de nuestra relación. Colaboramos en esta pieza de arte porque el filme tiene su vida y mi trabajo. Es alguien muy querida para mí y su familia. Los veo como colegas que confiaron en mí para hacer un trabajo del que me siento orgulloso. Amo el filme y no hubiera podido hacerlo si ellos no confiaban, esa es la manera en la que describiría mi relación con ellos.

La película termina justo con la entrega de los premios Grammy en enero 2020, cuando Billie Eilish hace historia. ¿Ahí querías desde el principio terminar o fue algo que se fue dando?
La película es sobre el camino y lo que sea que suceda en la trayectoria yo lo usaré para vender la historia. En camino a los Grammy, ella estaba diciendo: la vida es buena, mientras comía unas donas y tenía a su perrito en el carro. Además acaba de salir de una mala relación y es muy famosa. La vida es buena y eso es lo que Patrick (el papá de Billie) constantemente le repetía: si puedes decir eso de tu vida es linda, no hay nada mejor. En todos los sentidos estoy emocionado y me siento honrado de hacer el filme. Aun si en un mundo alterno Billie nunca hubiera sacado su álbum no me importaría, porque eso no era lo que estaba buscando. No es sobre lo que quiero si no sobre lo que sucede.

Billie Eillish: The Worlds A Little Blurry. AppleTV+

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising