Godzilla vs King Kong
Photograph: Warner Bros.

Godzilla vs. Kong

Después de mucha espera, por fin sabremos quién ganará en esta pelea de titanes

Por Stivi de Tivi
Advertising

⭑⭑⭑✩✩

Exactamente un año después de su fecha inicial de estreno, llega el enfrentamiento cinematográfico más esperado (tuvimos que soportar cuatro cambios de estreno por la pandemia) entre dos de las figuras que tantos destrozos han hecho en el cine. Godzilla vs. Kong es el momento cúspide del MonsterVerse creado por la productora Legendary desde 2014 y del cual salieron tres películas previas para llegar a este momento. Pero, ¿realmente valió la pena?

El mundo es un lugar que ya acepta la existencia de Godzilla, una especie de reptil anfibio prehistórico que solo sale a la superficie para luchar contra enormes criaturas que amenazan a la vida y a su paso regenerar la ecología del planet. Por su parte, el gigantesco Kong, vive encerrado en la isla Skull para justamente ser protegido del monstruo verde. Ahí descubrimos que una pequeña niña huérfana llamada Jia (Kaylee Hottle) le ha enseñado al gorila el lenguaje de señas, así que ya se puede comunicar con la sociedad.

Recomendado: ¿Cómo es tu relación con la CDMX? Descúbrelo con este quiz.

La importante empresa Apex Cybernetics (de la que es dueño el personaje de Demián Bichir) desea encontrar una extraña fuerza de poder escondida en lo más profundo de la tierra y el único que sabe llegar es Kong. Así que a cambio de que los lleve, le darán un nuevo hogar en el que viva libre y sin ninguna amenaza, pero llegar a este sitio será complicado ya que Godzilla lo está buscando para darle unos buenos golpes.

Haciendo a un lado la historia básica y a veces ridícula de la película, aquí se cumple lo que se promete: dos monstruos dándose catorrazos en medio de la ciudad de Hong Kong. No podemos exigir más que acción, explosiones, destrucciones y buenos efectos especiales, los cuales afortunadamente tenemos. El momento previo al primer enfrentamiento es realmente emocionante porque no sabes cómo lo van a manejar o de qué manera será la crudeza de su pelea y justo cuando arranca, quedas perfectamente feliz de que estos dos iconos del cine se golpean como siempre lo soñaste, sin piedad y utilizando toda la fuerza posible.

Es importante mencionar que aunque el filme es de las dos criaturas, a quien le dedican mayor parte de tiempo es a Kong. Esto tiene sentido, porque en Kong: Skull Island (2017) no supieron resaltar su carisma; ya que era más una criatura salvaje, al que ahora humanizan con comportamientos de animal tierno (en momentos). Hasta sus gestos faciales son más como de caricatura para lograr el efecto de “verse bonito” y con eso hacerlo entrañable para que no toda la balanza fuera a favor de Godzilla.

Otro punto a favor es que por fin entendieron que el MonsterVerse debe tener menos presencia humana con historias forzadas. Al final, el público no quiere verlos a ellos, si no a los monstruos. En la primera entrega de 2014 solo tuvimos 25 minutos del reptil, en las demás lo pusieron más tiempo en pantalla y ahora ya tiene el peso que se merece.

¿Cuál es la necesidad de seguir incluyendo a Millie Bobby Brown (Stranger Things, Enola Holmes) en esta saga? Su personaje no aporta nada, mucho menos importa, pero ahí tiene que estar presentando los momentos más ridículos. Por ejemplo, Apex es una mega empresa tecnológica con toda la seguridad posible, pero Madison (Millie) se las arregla para entrar y salir, meterse a las capsulas de transporte, terminar en Hong Kong y hasta prepararse un sándwich en la cocina del lugar. La nueva niña protagonista, Jia, tiene todo el sentido para estar ahí, ¡pero mi Bobby ya mejor que deje la franquicia!

Godzilla vs. Kong es la película perfecta para olvidar todo el 2020 y 2021, por lo menos un ratito y cumple con los elementos correctos para hacer que el público se atreva a regresar al cine para sentarte con un monstruoso bote de palomitas y pasara bien. En esta película entienden que el punto es entretener y ya.

Godzilla vs. Kong Dir. Adam Wingard. Estados Unidos, 2021. Con Alexander Skarsgård, Millie Bobby Brown y Rebecca Hall. Estreno: Miércoles 24 de marzo.

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising