The Boys, segunda temporada
Foto: Cortesía Prime Video

Resumen de The Boys. Temporada 2. Capítulo 8: What I Know

Aquí el resumen del capítulo final de la segunda entrega de The Boys, la serie de superhéroes de Prime Video

Por Stivi de Tivi
Advertising

Advertencia: Esta nota contiene spoilers.

La gran sorpresa del año pasado, The Boys, está de regreso para darnos esa bocanada de aire fresco que necesitábamos de tanto héroe que existe en el cine y la televisión. El show no solo rompió récords de audiencia (fue la serie más vista de 2019 en Prime Video), sino que se ganó a los críticos más exigentes.

En la segunda temporada el enfrentamiento entre el equipo de The Seven y The Boys continua y no terminará hasta que uno de los dos esté totalmente eliminado. Bienvenidos al resumen y análisis de cada episodio que hemos preparado. Espero lo disfrutes y recuerda: Nunca conozcas a tus héroes.

El episodio empieza con un infomercial de la empresa Vought en el que les enseñan a los niños a cómo reaccionar si son amenazados por un villano, en ese momento llega Homelander (Antony Starr) para dar las reglas de LAW (Lock/Enciérrate, Arms/Armas, Wait/espera). Todo esto para apoyar la nueva iniciativa de tener más personas con el componente V y obtener “mayor seguridad”. Esta parodia es tan ridícula que hasta parece real.

¿Recuerdan que en el episodio pasado Homelander y Stormfront (Aya Cash) se llevaron al pequeño Ryan (Cameron Crovetti)? Pues su madre Becca (Shantel VanSanten) quedó devastada y ahora debe huir de los agentes de Vought, porque sin el niño ya es inservible para ellos.

Al día siguiente, Starlight (Erin Moriarty) se despide de su madre porque la guerra va a empezar y no quiere que le pase nada. La mamá, además de decirle que piense mejor en tener una relación con el muchacho sudado y nervioso —o sea Hughie (Jack Quaid)—, le entrega una cadena con una cruz para que no pierda la fe, pero Star no cree en nada en ese momento.

En el cuartel de The Boys, se preparan para atacar y preparan bombas y armamento. Todos están de acuerdo que están por convertirse en los terroristas que tanto critica Vought, pero no tienen de otra. Starlight les dice que si ella consigue que Queen Maeve (Dominique McElligott) testifique en contra de la compañía no tendrían que pelear, por lo que le pide a Hughie que la lleve al departamento de la heroína. En el camino, Starlight le cuestiona a Hughie su intenso amor por Billy Joel, él solo se ríe. Al llegar al hogar de Queen ven que todo está hecho un caos lleno de botellas y drogas. Starlight le pide que los ayude, pero ella los corre del lugar.

Stan Edgar (Giancarlo Esposito), el CEO de Vought, y Alastair Adana (Goran Visnjic), director de Church of the Collective, discuten sobre el futuro de The Seven y cómo la iglesia detesta a Stormfront y desean que la eliminen, ya que conocen su pasado racista (ella formó parte de Collective y salió de ahí porque empezaron a aceptar personas de color). Stan rechaza la idea, ya que Storm provoca odio entre la gente, lo cual hace que la gente exija el componente V y sus ventas aumenten. Ambos están de acuerdo en que no regresará nunca A-Train (Jessie T. Usher), pero para su mala suerte, el veloz héroe escuchó todo y quiere vengarse.

Becca logra llegar a la guarida de The Boys, Billy Butcher (Karl Urban) la abraza y le dice que la va a ayudar. Todo el equipo está sorprendido al ver Billy siendo cariñoso y atento con un ser humano. Billy le marca en secreto a Stan Edgar para hacer un trato.

En el cuartel de The Seven vemos a Ashley Barret (Colby Minifie) como la niñera de Ryan. En eso llega Stormfront y Homelander, quienes descubren que el pequeño está triste y extraña a su mamá. Storm propone la idea de salir a pasear y van a Planet Vought, una especie de Planet Hollywood, pero de superhéroes donde venden hamburguesas con nombres de ellos. Obvio que los heroes estén ahí causa conmoción entre los comensales, quienes no dejan de pedirles fotos y autógrafos. Ryan se siente abrumado y le pide a su papá que lo saqué de ahí. A Storm le molesta que el chico sea tan débil.

Hughie trata de levantarle el ánimo a Starlight después de la mala experiencia que tuvieron con Maeve. Le explica que la razón por la que escucha a Billy Joel es porque su mamá era fan y su música le recuerda cuando estaba con ella. Se rebela que la madre no está muerta, solo lo abandonó de niño; tal vez en la tercera temporada la podamos conocer. De la nada, en el auto, llega A-Train, quien les dice que los necesita. Les da unos papeles secretos que robó de la Church fo the Collective y les pide que los publiquen en todos los medios. Ellos al leerlos se emocionan.

Billy y Stan Edgar se reúnen en un restaurante para hacer un trato en el que Billy pide la libertad de Becca a cambio de su hijo Ryan. Vought sabe que con Ryan pueden manipular a Homelander. Billy no quiere nada con el niño solo a su esposa, por lo que les promete dárselo con tal de que lo alejen de su vida.

Ryan y Homelander están escondidos en una cabaña alejada de la ciudad. Su hijo se siente mal por ponerse mal con tanta gente y el héroe le dice que él sufrió lo mismo, tienen un momento padre e hijo inesperado. Home le promete a Ryan que le va a enseñar a usar sus poderes.

Con la recién información obtenida y el trato que hizo Billy, el equipo de The Boys preparan un nuevo plan. Hughie manda imágenes de Stormfront como nazi. ¿Qué más tenían en esos papeles? En el bosque, cerca de la cabaña de Homelander, el equipo junta bocinas para reproducir un sonido que solo lastime al temible héroe. Al accionar la trampa, Homelander sale de la cabaña en búsqueda de ese ruido. Billy y Becca se apresuran para entrar por Ryan.

En el cuartel de The Seven, Stormfront descubre que todo el mundo está hablando de su pasado Nazi, de sus fotos con Hitler y que tiene más de 100 años de edad. La gente la ve con asco. Ella está enojada.

De regreso con The Boys, parece que el plan está funcionando, pero Billy revela que hizo un trato con Vought para que le quitaran el niño a Becca, pero quiere retractarse para que madre e hijo permanezcan juntos; esto significa que Billy se tiene que despedir de su esposa para siempre. Un momento emocional. Becca se va, pero de la nada aparece Stormfront para impedir que ella se lleve a Ryan.

Starlight y Stormfront empiezan a pelear y en eso entra Kimiko (Karen Fukuhara), quien le advierte a la amiga de Hitler que la va a matar; así que entre las dos empiezan a golpear a Storm. Esta es la primera vez que la vemos sangrar; aunque ella es muy poderosa, por lo que Starlight y Kimiko van perdiendo la pelea. Storm agarra a Kimiko del cuello y se lo truena, nooooooo. ¡Queríamos que ella vengara a su hermano!

Ahora, Stormfront va en contra de Starlight a quien está a punto de matar, pero llega Queen Maeve para defender a su amiga. ¡Y sorpresa!, Kimiko no murió: otro de sus poderes es sanar rápido. Entre las tres empiezan a golpear a Stormfront, ¡Señora vatalla!

Mientras, en la cabaña, Homelander descubre que su hijo no está y solo ve a soldados de Vought a quienes empieza a matar. Stormfront se puedo escapar de los golpes y va por Ryan, pero Becca con un cuchillo le arranca un ojo. Storm la empieza a ahorcar y Billy no puede hacer nada para ayudar a su esposa. Ryan se enoja y saca un gigante rayo láser de sus ojos. Todo está borroso, Billy despierta y encuentra el cuerpo de Stormfront destrozado, no tiene piernas, pero sí grandes quemaduras. Lo malo: el rayo lastimó a Becca, quien está muriendo. Ella le ruega a Billy que cuide a su hijo, es un niño bueno y que le haga entender que no fue su culpa.

Al morir ella, Billy agarra un pedazo de metal para golpear a Ryan; él está muy enojado. Homelander aterriza al lugar y ve el cuerpo agonizante de Stormfront, quien está hablando en alemán. El héroe, enojado, le pide a Ryan que deje a Billy para poder matarlo, pero el niño le dice que no, que se queda con Billy, y esto provoca la ira del héroe. Queen Maeve vuelve a salvar el momento (¡Yei!) para amenazar a Homelander: si les hace daño sacará a la luz el video del avión donde deja morir a muchas personas. Lo chantajea con que deje en paz a Billy, a Ryan, a Starlight y a ella o nadie nunca lo volverá idolatrar. Homelander llorando se va.

Pasan varios días. En una conferencia, Stan Edgar anuncia que Stormfront ya no forma parte del equipo y que fue atacada por un grupo de personas. Homelander se disculpa públicamente con Starlight, quien está ahí como parte de The Seven. Queen Maeve y Starlight sonríen hipócritamente al escuchar que Homelander dice que no puede vivir sin ellas.

En Church of the Collective, Alastair Adana le dice a A-Train que sabe que él fue quien sacó los papeles secretos de Stormfront. Como el líder no quería a la heroína, Adana le da la noticia a A-Train de que está de regreso en The Seven, para mala suerte de The Deep (Chace Crawford) él sigue fuera del equipo por más de que hizo todo lo que la iglesia le pidió. En la guarida de The Boys vemos que Kimiko y Frenchie (Tomer Capon) por fin están empezando a quitar sus barreras y acercarse cariñosamente.

En el parque donde siempre se reúnen Starlight y Hughie platican de cómo ella aceptó regresar a The Seven para controlar de cerca todo y que ya trae el collar que le dio su mamá, porque hay que tener siempre fe en algo. Hughie le confiesa que está pensando en dejar The Boys, ya no está tranquilo ahí. Ellos se besan.

Billy deja a Ryan con el equipo policiaco para que lo cuiden y protejan, pero le promete que pronto volverá por él. En la noche vemos a Homelander enojado y frustrado porque perdió todo mientras se masturba viendo la ciudad y gritando que todos deben obedecerlo.

La temporada termina con la explosión de la cabeza de Alastair Adana y descubrimos que la congresista Victoria Neuman (Claudia Doumit), quien desde que inició la temporada ha estado luchando en contra de la empresa Vought y el componente V, es quien mató a Susan Raynor (Jennifer Esposito), a Jonah Vogelbaum y todas las personas que estaban en el juicio. Su poder es provocar exposición craneal. La que pensabas que era un aliado del equipo es una herramienta de Vought. Lo último que vemos a Hughie pidiéndole trabajo a Victoria, ya que quiere ayudarle a terminar la empresa de otra forma, porque con The Boys siente que no ha hecho mucho. Ella le da la bienvenida.

Recomendado: Resumen de la segunda temporada de The Boys por capítulos.

Análisis del episodio

What I Know

¡Aplausos! Es muy exagerado decir que fue una temporada perfecta, pero está muy cerca de serlo. La primera era una bocanada de aire fresca con personajes que se burlaban de la contaminación de superhéroes, que por más de una década nos han saturado. La violencia y humor negro de esta serie, la hizo disfrutable.

Esta temporada se superó, llevó a todos los personajes a límites inimaginables. Nadie es igual a como empezó esta historia. El universo se expandió siendo fiel a sus reglas y la historia nunca dejó de sorprendernos. Cada que pensábamos que tomaría un camino le daba mil vueltas para llevarnos a otro lado sin perder sentido lógico. Fueron ocho episodios en los cuales nunca dejaron de pasar cosas, aquí no existieron capítulos paja para rellenar (mucho deberían de aprender los guionista de The Umbrella Academy de The Boys), todo el tiempo le estaban sucediendo cosas a los personajes y realmente te interesaba por lo que pasaban.

Para mí, la segunda temporada de The Boys se convirtió en el momento en que caí rendido a los pies de este show, y ahora no es una serie que me gusta, ¡la necesito para vivir! ¿Exagerado? Tal vez, pero este nivel de crítica social disfrazada de chiste no le sale a cualquiera. Burlarse de política, migración, diversidad sexual y hasta redes sociales de una manera descarada y directa a la llaga en un programa de héroes, es para analizarla muchísimo y tenerla siempre en el radar. 

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising