Sam Mendes presenta 1917, su nueva película
Foto: Andy Parsons

Sam Mendes: "Había días en los que hacer 1917 parecía ridículo"

El exdirector de James Bond nos habló sobre su más reciente película, 1917, ganadora del Globo de Oro a Mejor drama y director

Por Phil de Semlyen
Advertising

Después de haber hecho dos películas de Bond, Skyfall (2012) y Spectre (2015), Sam Mendes no tiene muchas ganas de hablar sobre una tercera entrega. "Si hay una manera de sacarlo de tu mente, es hacer una película tan fascinante como esta", dice Mendes sobre la transición de 007 a 1917 (2019), dirigiendo la conversación suavemente, pero sin lugar a dudas, su épica cinta de guerra se llevará algo en los Premios Oscar, misma por la que ganó el Globo de Oro al Mejor director y Mejor película de drama.

Se le puede perdonar por sonar un poco irritable cuando se enfrenta a las inevitables preguntas sobre Bond: su brillante y espectacularmente ambiciosa nueva película sobre dos hombres en una misión de la Primera Guerra Mundial ha sido un viaje agotador, a menudo hasta los límites exteriores de su cordura. Siguiendo a dos soldados británicos (George MacKay y Dean-Charles Chapman) detrás de las líneas enemigas, y basándose libremente en una historia que su abuelo, un veterano de la guerra, le contó. 1917 se filmó en tomas muy, muy largas que se juntan en ediciones invisibles. "Hubo días en que parecía ridículo", ríe.

¿Algún momento pensaste en que te estabas sobrepasando al filmar 1917?
Todos los días en algún momento pensé: ¿Por qué me he hecho esto a mí mismo? Estaba un poco atrapado por el guión. Lo escribí con Krysty Wilson-Cairns pero realmente fue idea mía, así que no podía mirar a alguien más para sacarme de eso. Haría una toma de siete minutos y, después de seis minutos y 30 segundos de magia, alguien tropieza y tienes que comenzar de nuevo. Eso puede ser desgarrador. Pero cuando lo consigues, es asombroso

¿Tienes un plano secuencia favorito en el cine?
Hay uno en Niños del hombre (2006) donde Clive Owen entra al edificio bajo asedio, y es absolutamente impresionante. Alfonso Cuarón es un maestro. Lo miré una vez en preproducción para ver si era tan bueno como recuerdo, y salí pensando: “Sí, lo era".

Foto: Time Out London.

La gente suele hablar sobre la secuencia del automóvil en esa película.
Para mí, eso era demasiado dependiente de los efectos visuales. Permíteme reformular eso: es una toma sorprendente, pero no el tipo de toma que estaba tratando de lograr con esta película. La cámara en 1917 no atraviesa un ojo de la cerradura, no atraviesa el vidrio ni atraviesa una pared.

Tu abuelo inspiró la historia. ¿Qué crees que habría pensado de la película?
Pasó 60 años sin hablar de lo que le sucedió, presumiblemente porque lo encontró extremadamente traumático. Pero siendo el hombre que era, creo que lo habría aceptado.

La película se siente meticulosamente investigada. ¿Pasaste mucho tiempo en el Museo de la Guerra Imperial?
Es un recurso increíble, pero no pasé mucho tiempo allí. Hay una enorme cantidad de material impreso sobre la Primera Guerra Mundial. Tenía dos investigadores históricos y les dije: "Cuéntanos qué estamos haciendo mal". Ocasionalmente, lo ignoraría porque quieres hacer que la historia cobre vida en lugar de complacer a los tres nerds históricos en la audiencia

El diseño de producción es impresionante, pero rara vez recibe una mención. ¿Puedes hablar sobre el proceso de construcción del mundo de la película?
Estoy de acuerdo, es increíble y creo que es una de esas cosas que la gente pasa por alto. Cuando ves estos campos vacíos transformados en trincheras, la tierra, los huertoso y las granjas de nadie, todos fueron construidos de la nada, ese es el trabajo de un diseñador de producción, y Dennis Gassner es uno de los mejores. Me encanta que la gente entienda cuánto de eso se construye desde cero.

La película muestra que no fue solo un esfuerzo de guerra anglosajón. ¿Por qué era importante mostrar eso?
Es una versión contemporánea de un período histórico. La forma en que haces la película refleja la sociedad en la que vives y quería reflejar la sociedad multicultural que hizo esta película. Al mismo tiempo, había regimientos sij, regimientos de las Indias Occidentales y regimientos indios. Quería reflexionar y reconocer que no se trataba sólo de una guerra peleada por hombres blancos.

Foto: Time Out London.

Después de decir adiós a James Bond, ¿cómo se sintió al ver el avance de No Time to Die?
Genial, no puedo esperar a verla. Pero he estado tan ocupado en esta película que el hecho de que la hayan hecho es increíble. El tiempo ha pasado volando.

¿Cómo se compara la saga de James Bond y 1917 en términos de escala?
Aprendí mucho haciendo Bond, no hay duda. Es un personaje más grande y está más disperso: a menudo tienes que filmar en un lugar y juzgar a las unidades segunda y tercera desde otros lugares. Incluso cuando estás filmando en un solo lugar, pero usando siete u ocho cámaras. Pasar de eso a solo una cámara y dos horas de tiempo real es una bendición.

¿Debe ser un poco extraño tener menos medios después de haber hecho James Bond?
Sí, pero para ser honesto contigo, es bastante emocionante. Bond es un mito contemporáneo,  cuentas tu historia pero luego es el trabajo de otra persona llevar la antorcha. Soy un gran admirador de Cary Fukunaga y creo que True Detective (2014) es brillante. Creo que están en manos bastante seguras.

La nueva cinta de Sam Mendes

A still from the film 1917 featuring George MacKay
A still from the film 1917 featuring George MacKay
Photo: Courtesy of Universal Pictures

1917

5 de 5 estrellas
Cine Drama

Este es un golpe de adrenalina pura. Una película que tiene lugar principalmente en el resplandor letal de la luz del día, pero la impresionante 1917 de Sam Mendes alcanza su mayor altura cuando cae la oscuridad. Aquí vemos a un británico se quita el polvo de una herida, vaga por la ventana de una casa en ruinas y, en un corte invisible, emerge mágicamente en los esqueléticos e infernales restos de una ciudad francesa. Es a la vez una pieza épica de cine y posiblemente el mejor momento en el cine desde Claudia Cardinale en Érase una vez en el oeste (1968). 

Recomendado

    También te puede gustar

      Advertising