Del horno a tu mesa

Morder un pan y descubrir que está casi recién salido del horno es un gran placer, es por ello que nos dimos a la tarea de visitar un puñado de auténticas boulangeries y descubrir una oferta más allá de conchas y baguettes
Advertising

A media mañana o empezando la tarde. En la comida o la merienda, como primer alimento del día o para cenar ligero y dormir; por qué negarlo, somos paneros y con esta selección de las mejores panaderías, seremos adictos.

Restaurantes

Panadería Rosetta

icon-location-pin Roma

Finalmente, el pan del restaurante Rosetta tiene un espacio propio. Su larguirucha barra y bancos de madera, el techo bajo, la luz amarillenta y el ambiente como de bodega invitan a entrar, más que a salir. Casi en la entrada, dos pequeños pizarrones contienen de forma concreta lo que se puede encontrar. Mas allá del pan para consumo cotidiano, como chapatas o pan campesino, es fácil aficionarse a la barra hecha de nueces, pasas y chocolate, al rol de queso ricotta con avellanas o al de almendras. En plan salado, a las crocantes focaccias o al pan de pulque con anís. Entre otras cosas, venden conservas y mermeladas caseras.

Time Out dice
Restaurantes, Japonesa

Bimmy

icon-location-pin Polanco

Kanako Mikami y Akiko Shonozaki decidieron traer los sabores de su natal Yokohama a México. Siguiendo técnicas europeas, el pan es elaborado diario desde temprano. Además de las baguettes tradicionales, debes probar sus propuestas con ingredientes como curry o azuki (frijol dulce). También es obligado degustar cualquiera de sus opciones a base de matcha. Bimmy significa “sabor delicioso”; queda claro que no pudieron elegir un nombre más acertado.

Time Out dice
Advertising
Restaurantes

Noisette

icon-location-pin Cuauhtémoc

Dado que su nombre es avellana en francés, ésta es algo así como el ingrediente estrella de sus productos, como la berlinesa de avellana, vainilla y queso crema con mermelada o el panqué Noisette (con nuez de macadamia en la cubierta y relleno de crema de avellana con chocolate). Aunque también destaca su nutrida oferta de panqués: de zanahoria, té chai, salvado, plátano o elote (sin gluten), que puedes comprar por rebanada o el loaf entero.El lugar es bastante amplio y cuenta con mesas y sillas muy al estilo de los cafés parisinos, pues su carta también incluye desayunos en forma y opciones para comer, si lo que buscas es ensaladas o sándwiches, claro.

Time Out dice
Restaurantes, Mediterránea

Mostaza

icon-location-pin Tlalpan Centro

Las butacas metálicas avejentadas en su exterior llaman a sentarse para tomar el sol invernal y comer con calma cualquiera de sus creaciones (hechas con harinas no preparadas), si no es que algunas. Dado que no todas las formas o nombres resultan necesariamente familiares o revelan su relleno, la primera vez puede tomar unos minutos y unas preguntas decidir qué bocado se quiere. Un chocolatín (de original forma y escarchado con azúcar) o una galle (croissant con mantequilla dulce y almendras fileteadas) son grata compañía para un café. Si se requiere mayor sustancia, las baguepizzas o el pan salchicha son buenas opciones. Como sea, hay de dónde escoger.

Time Out dice
Advertising
Restaurantes

Da Silva

icon-location-pin Polanco

Bien podría parecerle que la parte trasera del local guarda cierta semejanza con un laboratorio, cuyos 'experimentos', exhibidos en una vitrina, surten encanto aun antes de tenerlos en las manos. Además de sus variedades de pan dulce (brioche hojaldrado, pan de uva, de canela...) y salado (de aceituna verde, de espinacas...), hay que probar la repostería. Se requiere más de una visita para dar con un favorito de favoritos, pero a nadie le pesará regresar tras saborearse un macaron, un pasteis de nata, una tarta individual de manzana o un crujiente de avellana. O lo que al niño en dulcería que todos llevamos dentro se le antoje.

Time Out dice
Advertising
Esta página ha migrado a nuestro nuevo diseño de modo automático. Si ves algo que te parece raro, avísanos a feedback@timeout.com