0 Me encanta
Guárdalo

Bandera Social

Porque ya no podemos ignorar nuestra responsabilidad social, te presentamos algunos proyectos que contribuyen a reivindicar nuestros hábitos de consumo

Fotos: Cortesía de las marcas
Hoy en día, adquirir productos de comercio justo va mucho más allá de ser un acto de generosidad o un gesto solidario, tiene que ver más con la concientización y la responsabilidad social. En los últimos años han surgido proyectos en México que han generado plataformas a partir de recursos sostenibles, que no tienen que ver con café ni chocolates, sino que se han trasladado a otros ámbitos como el diseño, la moda y gastronomía. Gracias a esto es posible concebir un tipo de comercio cuya premisa es la responsabilidad social, donde cobran mayor importancia las condiciones de producción, el uso de los recursos y la propuesta creativa.

Yakampot

Este proyecto, que toma su nombre de una comunidad indígena en San Juan Chamula, Chiapas, corre a cargo del diseñador Francisco Cancino, cuyo enfoque se centra en reivindicar social y culturalmente el textil y teñido artesanal, realizando gestiones de rescate y conservación particularmente con grupos tzeltales y tzotziles del territorio chiapaneco.Cancino ha dedicado su labor a conservar técnicas e iconografía tradicional, así como a explorar la diversidad de técnicas manuales que existen en México. Con todo este background, el diseñador no sólo crea huipiles, enaguas y ornamentos, también camisas bordadas, pantalones de tiro alto, vestidos largos, abrigos cortos con diferentes gamas de color, bordasos, texturas y teñidos. Todas las prendas son fabricadas con materiales como seda, lino, algodón, bambú y mezclilla, asimismo rescata los detalles hechos a mano como bordados especialmente a prendas prácticas, cómodas y contemporáneas.Sin duda, puedes encontrar detalles únicos, exclusivos bordados cuya estética se basa en el corte étnico, utilizando sedas, paños de lana o algodones extra ligeros y suavizados.

Leer más
Lomas

Polen. Diseño Vivo

Polen es una iniciativa cuya misión es enverdecer espacios interiores y públicos a cualquier escala, con el fin de reconectar al ser humano con la naturaleza. El objetivo principal es integrar el concepto de diseño y vegetación en la vida cotidiana de la ciudad. Alejandra de la Cerda y Ana Julia Carvajal trabajan en conjunto para restaurar cualquier tipo de área verde (jardines, parques, jardineras) a través del uso de diferentes tipos de platas y floras que tienen la capacidad de cambiar la imagen de cualquier espacio. De igual forma intervienen cosas, transformando una simple maceta en un objeto de diseño. Este despacho cuenta, entre otras cosas, con un proyecto de reúso de distintos materiales descartados y/o usados que pueden ser reutilizados, de tal forma que no se desperdicien y así contribuir a la reducción del impacto ambiental.

Leer más
Condesa

Suhab

Pionero en el país en cuanto al concepto de despacho de diseño responsable, Suhab es un proyecto que ha puesto en el mercado objetos de gran utilidad, estéticos, prácticos y, sobre todo, sustentables, para generar entre los usuarios un hábito de cuidado del entorno. Los materiales utilizados en la producción de objetos, son fabricados por artesanos mexicanos, lo que genera empleo y oportunidades para campesinos, trabajadores y empresas mexicanas, además de fomentar el reciclaje y evitar la emisión de gases contaminantes que generan el transporte y la industria. Su línea de productos abarca morrales, fabricados con algodón 100% mexicano, cuya intención es reducir el uso de bolsas de plástico; libretas elaboradas con papel semilla y cartón reciclado para disminuir la tala de árboles, así como memorias USB elaborados con corcho de llanta.

Leer más
Roma
Advertising

Fábrica Social

Esta empresa social promueve e impulsa el desarrollo de las capacidades de artesanas textiles mediante una escuela rural itinerante que imparte talleres de diseño, organización, administración y comercio justo a mujeres indígenas en México. Su objetivo es posicionar el oficio tradicional como una alternativa económica. Cuenta con ropa y accesorios creados por siete comunidades de Oaxaca, Chiapas, Yucatán, Hidalgo y Guerrero. Aquí no encontrarás el típico huipil, sino versiones estilizadas del mismo con diferentes gamas de color, telas y bordados. Lo interesante: cada una de las prendas lleva en la etiqueta el nombre de la mujer que la creó, el lugar donde se produjo, el número de horas que le tomó hacerla y desde luego, el precio.

Leer más
Centro

Hilando México

Este es un proyecto que engloba diseño, calidad en materiales, mobiliario contemporáneo y bordados artesanales con la finalidad de promover y comercializar el trabajo de mujeres indígenas de la comunidad Nicte-Há, ubicada en Ichmul, Yucatán.El resultado son cojines y otomanas con patrones sorprendentes y colores vivos que contrastan. Además, algunas piezas son resultado de colaboraciones con diversos creativos, como es el caso de Confidente, donde las diseñadoras Sally Serur de Azar y Valentina González Wohlers crearon un mueble basado en la tradicional silla Tú y yo, con el que se invita al diálogo. Cada uno de los diseños es creado por la comunidad y digitalizado para elevar su nivel de calidad sin que pierdan su esencia original.

Leer más
Chapultepec Segunda Sección

Comentarios

0 comments