Guilt

Gay y lésbico Lomas de Chapultepec
Recomendado
4 de 5 estrellas
 (Foto: Alejandra Carbajal)
1/7
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
2/7
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
3/7
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
4/7
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
5/7
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
6/7
Foto: Alejandra Carbajal
 (Foto: Alejandra Carbajal)
7/7
Foto: Alejandra Carbajal

Time Out dice

4 de 5 estrellas

¡Aviso amistoso! Trabajamos arduamente para ser precisos, pero estamos en tiempos inusuales. Por favor, antes de salir verifica que los lugares siguen abiertos.

El antro fresa de la CDMX se renueva

De los primeros clubes nocturnos que reseñamos en los primeros números de Time Out México fue la dupla de pecados capitales Envy-Guilt, que aspiraban a transferir una suerte de fantasía de exclusividad a las noches capitalinas de reventón LGBTTTI; con sus cadenas en la entrada recordaban leyendas nocturnas de los ochenta y cierto código de vestimenta completaba el concepto. Era, por así decirlo, la consumación de lo fresa que muchos gays anhelaban y podían pagar.

De eso hace ya varios años, los suficientes como para que algunas posturas dentro de los colectivos LGBTTTI se tornaran algo rígidas en cuanto a la forma de divertirse, enfocándose más en posibles intolerancias que en la diversión misma. Quizás por eso, a pesar de lo agitado de la entrada y las prendas bien planchadas de los parroquianos, se siente una sencillez fluida en el nuevo Guilt, que regresó al lugar que lo vio nacer: Palmas.

A los vatos les gusta verse correctos, bien peinados y aunque a algunos les parezcan una pandilla de estirados (yo entre ellos) están en su derecho. La entrada como tal no tiene problema, la puerta se cierra por la simple razón que no cabe más gente, es decir, si llegas a la 1:30am, lo más probable es que te toque esperar. Yo entré sin problemas a pesar de mi look punk, hardcore y mosh pit normado, como dirán algunos.

Ni pedo, sigue siendo una opción cara; 300 pesos de cover o 250 si estás en lista. Creo que sonaba algo de Danna Paola, pero no estoy seguro porque esa clase de pop en español me suena incipientemente genérica. La decoración permanece casi intacta respecto a la última vez que anduve por acá, quizás ahora con juegos de luces más ingeniosos. El ambiente sigue siendo fiel al imaginario de las noches Guilt; hombres fajados al estilo casual que me recordaban por momentos los buenos tiempos de Robbie Williams y sus amigas con look de hip hop moderado.

Quizás para muchos la descripción parece fresa y descompuesta en estos tiempos en los que lo gay se propone constantes deconstrucciones, pero si se logra sacudir tantas ideologías, aunque sea por unas horas, Guilt es un espacio para gastar y pasárselo bien. Al final no es tan distinto de los clásicos antros gay que han dictado tradición en la CDMX y que responden a las demandas de la comunidad.

Recomendado: Los mejores antros y bares gay en el centro de la CDMX.

Por Wenceslao Bruciaga

Publicado

Detalles

Dirección Palmas 810
Lomas de Chapultepec
Ciudad de México
11000
Precio Cover $300. Consumo promedio por persona $450
Horas de apertura Sáb 11pm
También te puede gustar
    Noticias más recientes