Julien Ceccaldi. SEX IS WORK

Gay y lésbico Gratis
Recomendado
4 de 5 estrellas
Julien Ceccaldi. SEX IS WORK
Foto: Cortesía House of Gaga

Time Out dice

4 de 5 estrellas

El afecto en la era de Grindr. Julien Ceccaldi explora las relaciones homoeróticas en su primera exposición en México

Julien Ceccaldi (1987) es un artista francocanadiense que actualmente reside en Nueva York. Utiliza el dibujo, la pintura y la instalación en sus piezas de corte homoerótico. Su obra ha sido expuesta en Estados Unidos, Canadá, Alemania, y ahora en México; donde de la mano de House of Gaga presenta su primera exposición en el país.

Inspirado en comics, y desarrollado en el oeaki, Ceccaldi ha desarrollado de forma casi autodidacta su técnica pictórica, esto es, a través de foros virtuales para la creación de imágenes realizadas mediante diferentes aplicaciones, que además pueden ser comentadas por sus followers. El trabajo de Julien es siempre íntimo y personal, lleno de emociones y sensualidad contenida. Es entre otras cosas, una forma de exorcizar sus deseos más profundos.

“Sin lógica” es el título de la canción de la diva del pop francés Mylène Farmer, que el artista usa a manera de texto introductorio para su más reciente muestra. La letra explora la complejidad de las relaciones afectivas en primera persona. De forma atinada el artista visual complementa con esta melodía la instalación SEX IS WORK. Grindr y Tinder son sugeridos como los nuevos territorios de enajenación del afecto en tiempos posmodernos.

Con al redor de 10 piezas, la exposición es un manifiesto sobre las relaciones homosexuales en la era tecnológica. Una alusión constante a las apps de ligue gay vistas como los nuevos territorios de enajenación del afecto en tiempos posmodernos, y a cómo el propio Ceccaldi se relaciona con los hombres que quizás conoce ahí. De forma metafórica, él se (auto)representa como un humanoide femenino y sombrío, o bien como un ser arácnido que asecha cuerpos masculinos idílicos.

La muestra resulta un tanto breve y con piezas más contemplativas que explosivas. Sin embargo, la tan sencilla curaduría logra adentrarnos en el imaginario fantástico del autor. Nos invita así a cuestionar nuestras propias relaciones eróticas, románticas y afectivas desenvueltas en los medios de comunicación actuales. No es una exposición sobre el amor propiamente, es un ensayo visual sobre las necesidades humanas. Las necesidades del autor.    

Recomendado: Fernando Bayona, construye realidades alternas a partir del amor y el sexo.

Detalles

También te puede gustar