Fernando Bayona construye realidades alternas a partir del amor y el sexo

Platicamos con el artista español sobre sus fotografías y su exposición Aparato de apariencias

Fernando Bayona
Foto: Autorretrato Fernando Bayona/Cortesía ALMANAQUE
Por Alberto Cervantes |
Advertising

Fernando Bayona es un artista español que a tan solo un año de su primera visita a México gracias a ZsONAMACO, presenta su primera exposición fotográfica de carácter retrospectivo en nuestro país y ha encontrado inspiración aquí para futuros proyectos, pues planea mudarse a la CDMX para explorar el concepto de soledad: “En España no se toca ese tema, se esconde, la gente no está sola. En cambio aquí es algo festivo, alegre y no se siente, pero quiero rascarle”. 

Foto: The Life of the Other: The Last Time, Fernando Bayona/Cortesía ALMANAQUE

Bayona se acerca a los 40 años. Lo mismo realiza fotografías sobre un desconocido programa médico nazi que buscaba una vacuna contra la homosexualidad que construcciones escenificadas a partir de convivir con strippers, actores porno y chichifos (chaperos). “Mi labor no solamente es generar una imagen estética, hay todo un proceso de investigación. Reconstruyo realidades, pero todo lo que estás viendo es mentira; ¿hasta qué punto lo que contamos es una teatralidad, una puesta en escena?”, explica.

Ejemplo de lo anterior es la serie The Life of the Other, 16 fotografías entre documentales y ficticias marcadas por una contradicción entre el erotismo y el romance y la precariedad y la decadencia, que nos muestran estados alterados de la conciencia y de la vida misma. La sinopsis de la pieza The news cuenta que, al regresar a casa, un stripper recibe los resultados positivos de unos análisis que él y su novio se habían realizado días antes. Bayona apunta: “Un cuerpo (vigoroso) puede ser también atacado por las enfermedades, pues es lo volátil del cuerpo y de la vida. La vida es frágil y también la belleza. Necesitamos eliminar esa idea de que estamos abocados a la muerte, vamos a disfrazarlo todo de belleza; ese es el principio del arte y una vanita; yo hago casi bodegones de cuerpos”.

Foto: The Life of the Other: The news, Fernando Bayona/Cortesía ALMANAQUE

Respecto a la sensación de voyeur que despiertan sus fotografías y a la solidez en su línea estética, Fernando aclara que siempre dispara con flashes porque de esa manera puede controlar hasta el más mínimo detalle, “a veces yo ni aprieto el botón, pues para mí lo fundamental es estar en la escena y dirigir al actor”. Dicha solidez es compartida con su línea de investigación, puesto que en sus series fotográficas son recurrentes, de manera evidente o no, la corporalidad, la teatralidad y su sentir como miembro de la comunidad LGBT+: “No percibo la realidad si no es desde mi tendencia sexual”. 

Foto: The Dinner, Fernando Bayona/Cortesía ALMANAQUE

Sus fotografías son iluminadas por la inspiración de la publicidad, la moda, el cine, la estética norteamericana —referencias a David LaChapelle— y el barroco europeo, hay que ver la serie Circus Christi, ahí afirma que si Jesús hubiera nacido en los 80 hubiera sido una estrella de rock. 

Foto: Circus Christi: Crucifixión, Fernando Bayona/Cortesía ALMANAQUE

Por otro lado, sus flashes dan profundidad a sus imágenes con dos conceptos base: amor y sexo, descritos por él como “dos caras de la misma moneda, como motores generadores de todas las acciones; desde lo más sublime hasta lo más perverso. En casi todas las imágenes siempre se está contando una cosa que no es real. Hay una tensión, pero no sabes cuál, dejo que el espectador lo decida”.

Aparato de apariencias ALMANAQUE Colima 101, Roma. Mar-vie 10am-6pm, sáb 11am-3pm. Gratis. Previa cita: almanaque@almanaquefotografica.com 

Foto: Lección de esgrima, Fernando Bayona/Cortesía Almanaque

Recomendado: Arty & Chikle, una pareja de artistas urbanos y descubre a Carlos Rodríguez, el ilustrador homoerótico de los cuerpos grandes.

 

Advertising