La Casa de la Sal

  • Gay y lésbico
  • Clavería
La Casa de la Sal
Foto: Jimena Rodriguez
Publicidad

Time Out dice

Conoce La Casa de la Sal, un espacio de resistencia ante la respuesta del VIH y del sida en México.

Fundada hace casi 36 años, La Casa de la Sal es uno de los espacios con más longevidad y resistencia ante la respuesta del VIH y el sida en nuestro país. Es mejor conocida por atender a poblaciones de mujeres cis, así como niños y niñas con VIH. De hecho, desde el 1991 tienen un albergue que atiende infancias y juventudes que viven con el virus.

¿Cómo surge La Casa de la Sal?

Pioneras en los cuidados paliativos de aquellas personas afectadas en la crisis del sida en los 80, esta asociación fue iniciada en 1986 por la Dra. Rosa María Rivero y la suma de voluntades de siete mujeres, quienes desde la organización de la sociedad civil han logrado dar contención a esta pandemia en la que llevamos 41 años. Este, es uno de los grandes logros que ha tenido La Casa de la Sal: sobrevivir a una pandemia, al tiempo que es uno de sus mayores retos: sobrevivir a la pandemia en la vivimos ahora.

¿Cómo ayuda?

Y es que, para contextualizar: la vinculación con los servicios de salud para los cuidados y atención de personas en fase de sida y sus familiares sigue siendo un pilar importante de esta asociación, ese servicio se vio afectado totalmente durante la contingencia sanitaria por la Covid-19, por lo que tuvieron que buscar la manera de darle continuidad a este servicio, pero también a la subsistencia de otros como la manutención de programas de donación de fórmulas de lactancia para maternidades que viven con VIH y sobre todo, que la existencia del alberque para niños y niñas no se viera en riesgo.

Aquí, la gran virtud es que, al mismo tiempo, han sostenido de manera virtual otros servicios que sucedían de manera presencial pero que la distancia les ha venido a beneficiar; caso de ello es la terapia psicológica, uno sus servicios más recurrentes, así como las clínicas de adherencia y el de manejo de emociones, así como los talleres de planeación de vida para recién diagnosticados.

El factor importante de Casa de la Sal es su atención enfocada a las personas que ya vivimos con VIH y los diferentes servicios que se pueden proveer una vez pasado el diagnóstico. A ello, se le suman estrategias de prevención como campañas de detección, que también fueron detenidas durante la pandemia, pero que, ahora, han retomado poco a poco.

La historia de esta asociación ha pasado por muchas vertientes y facetas, desde 1986 que las mujeres que lideraban la Casa de aquel entonces conocieron a Gilberto en un hospital y lo ayudaron a bien-morir en su casa, lo cual significó llevarlo de nuevo a su hogar para descansar en paz para posteriormente heredar el inmueble en el que hoy se encuentran sus instalaciones.

Las metas que tiene La Casa de la Sal

Sus grandes metas en este 2022 es ir encontrando la combinación exacta entre lo virtual y lo presencial, pues mientras que por un lado han podido llegar a latitudes inimaginables fuera de la Ciudad o incluso del país, también necesitan seguir reforzando el contacto con la gente, las instituciones y sus benefactores para que los proyectos más grandes de la Casa puedan seguir vigentes.

Para más información de cómo ayudar ingresa al sitio oficial de La Casa de la Sal. 

Recomendación. Conoce LLECA: Un hogar para la diversidad.

Ro Banda
Escrito por
Ro Banda

Detalles

Dirección
95
Calle Texcoco
Clavería
Ciudad de México
02080
Publicidad
También te puede gustar